Diputados del PSOE reconocen el "embolado", respaldan la decisión y creen que se quita "un problema"

 

Diputados del PSOE reconocen el "embolado", respaldan la decisión y creen que se quita "un problema"

Actualizado 01/03/2007 18:44:12 CET

MADRID, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

Diputados del PSOE reconocieron hoy el "embolado" y la dificultad de la decisión, asumida por el ministro de Interior Alfredo Pérez Rubalcaba, de conceder la prisión atenuada al etarra José Ignacio de Juana Chaos, aunque la respaldaron. Otros parlamentarios consultados por Europa Press opinaron que, políticamente, el Ejecutivo se quita un "problema" con su traslado al País Vasco.

"La derecha no puede pretender que no hagamos lo que hicieron ellos o lo que ellos harían" de estar en esta situación, opinó un destacado 'guerrista', que subrayó que la forma "más torpe" de combatir a De Juana es "dejar que se te muera".

El propio presidente de la Junta de Extremadura, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, pidió el pasado fin de semana a Rubalcaba que no dejase morir "a ese cabrón" para evitar que se convirtiera "en un héroe" y ayer mismo, el secretario de Organización del PSOE, José Blanco, enfatizaba que había "muchas personas" del "entorno" del etarra que deseaban el fallecimiento.

Un destacado dirigente del Grupo Socialista respaldó la opción tomada por Rubalcaba y enfatizó que desde el punto de vista humanitario era lo que había que hacer. En materia legal, agregó, es "impecable" y desde el punto de vista político y en lo que se refiere al traslado del preso a San Sebastián, "se quita un problema". "Es razonable y oportuno", apostilló este parlamentario.

Otro 'veterano' diputado socialista subrayaba la dificultad de la decisión, que definió de "embolado judicial" y aunque con dudas, no vio mal la salida adoptada por el Ministerio del Interior.

Para otro parlamentario vasco, la razón de que Rubalcaba haya hecho suya la decisión reside en que ya se encargarán "otros", en referencia al PP, de responsabilizar al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

Otros dirigentes consultados valoraron la decisión de Interior pasando a segundo grado penitenciario al recluso, remarcaron que no se trata de un tercer grado y también indicaron, respecto al traslado a un hospital del País Vasco, que la situación en el Doce de Octubre era insostenible. Aventuraron la dura respuesta del PP, pero la enmarcaron en la actual situación de crispación.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies