Michavila dice que la reforma penal de 2003 obliga a no concederle beneficios penitenciarios

Actualizado 01/03/2007 13:21:42 CET

Admite que durante el Gobierno del PP hubo terroristas que lograron prisión atenuada, pero insiste en que De Juana "no está enfermo"

MADRID, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

El diputado del PP y ex ministro de Justicia, José María Michavila, dijo hoy que la reforma del Código Penal del 2003 "obliga al Gobierno" a no conceder beneficios penitenciarios a terroristas que no rechazan la violencia y recuerda que el etarra Juan Ignacio de Juana Chaos "no está enfermo" sino que trata de suicidarse para "chantajear" al Estado.

En declaraciones a Antena 3 recogidas por Europa Press, Michavila indicó que su partido y el PSOE, entonces en la oposición, acordaron la reforma penal del 2003 para que los terroristas condenados "no pudieran salir nunca de la cárcel", mientras cumplieran su condena, "si no rechazaban el terrorismo y pedían perdón".

Indicó que en una conversación ayer con vocales del CGPJ le trasladaron que, si bien no es aplicable de forma retroactiva para modificar los años de cárcel, sí que los es para la ejecución de las condenas. "Esa Ley obliga al Gobierno a que en el caso de terroristas no se pueda conceder ningún beneficio penitenciario", afirmó.

En este punto, reconoció que durante el Gobierno de Aznar hubo terroristas que obtuvieron prisión atenuada por enfermedad, tras lo cual insistió en que De Juana Chaos "no está enfermo". "Se está tratando de autosuicidar para chantajear a nuestra democracia y que doblegue el Imperio de la ética y de la Ley", sentenció.

BERMEJO, NO APOYÓ LA LEY DE PARTIDOS

Respecto al ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, Michavila le acusó de "ir siempre de víctima" en su carrera profesional y aseguró que sus compañeros de la Fiscalía de Madrid "se cansaron de él" y le cesaron del cargo de Fiscal Jefe porque "no era competente". "Es una persona muy conflictiva y muy polémica", afirmó a continuación.

Criticó además que el puesto que ocupaba Bermejo fuera vitalicio y afirmó que, tras ser cesado, valoró "su honor" en 60.000 euros. "Dijo que yo estaba en contra su honor y se quiso enfrentar personalmente a mí. Me denunció ante el Supremo en defensa de su honor, valoró en 60.000 euros su honor, y perdió", relató Michavila.

En este contexto, apuntó que cuando le nombraron nuevo ministro de Justicia pensó que se "arrepentiría" y, desde su punto de vista, sus intervenciones ayer en la sesión de control del Congreso confirman que "ya se ha arrepentido". Dicho esto, lamentó que ayer no fuera aceptada la pregunta que tenía dirigida a Bermejo.

Además, recordó que mientras ocupó el cargo de ex ministro de Justicia, en la votación de la Ley de Partidos por el Parlamento, hubo 30 votos en contra entre los que estaba Bermejo. "Hace cuatro años estaba en contra de que la democracia ilegalizara a ETA, de que los terroristas cumplieran las condenas y de que la kale borroka fuera terrorista", agregó.

En este punto, cuestionó que Fernández Bermejo vaya a "evitar" que ETA esté en los Ayuntamientos en las próximas elecciones municipales de mayo. "Tengo derecho a saber si este señor, que estaba en contra de la Ley de Partidos, ahora la va a aplicar o no. Eso es lo que el PP le pide al Gobierno que lo explique", indicó.

BOTELLAZO ENTRENADOR SEVILLA

En cuanto al 'botellazo' que sufrió el técnico del Sevilla, Juande Ramos, ayer en el campo Ruiz de Lopera (Sevilla), aseguró que le parece un hecho "gravísimo" la violencia en el deporte y aprovechó para criticar a los directivos por haber "calentado el ambiente".

Explicó que las sociedades que dirigen los equipos de fútbol, aunque no son sociedades cotizadas, "tienen un gran impacto en las sociedades", por lo que, a su entender, "deberían cumplir un código de buen Gobierno. Afirmó, que el PP "trabajará en esa línea".

SHAKIRA, ALEJANDRO SANZ Y BOSÉ

Por último, en respuesta a las declaraciones que ayer el ministro de Interior, Alfredo Pérez-Rubalcaba, hizo en sesión de control, en las que ironizaba sobre su trabajo de representante de la cantante Shakira, Michavila afirmó dicho trabajo no le impide cumplir con su labor como diputado.

"A mí siempre me ha gustado la música. El Congreso, que es ahora mi trabajo en política, me requiere sólo 75 jornadas y la verdad es que no sé vivir del cuento y puse en marcha una función de ayuda a la infancia en latinoamérica con cantantes que tienen notoriedad y corazón solidario y queremos hacer algo por dar oportunidades de educación, y hacer un mundo más humano e igual", manifestó.

Dicho esto, incidió en que es abogado de Shakira y no su representante. "Para mí es un privilegio poder trabajar para Shakira, una estrella mundial, como abogado, no como representante. No creo que moleste a nadie y no es verdad que no vaya al Parlamento", aseveró.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies