Jueces para la Democracia "evidenciará el apoyo de los jueces progresistas a la posibilidad de una paz duradera"

Actualizado 03/06/2006 15:44:40 CET

Rechaza una posible reforma del Código Penal para delitos contra la propiedad, porque el actual es "extremadamente duro"

BILBAO, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

El portavoz de Jueces para la Democracia (JpD), Edmundo Rodríguez Achútegui, aseguró hoy que la asociación que dirige apuesta, con la celebración de su próximo congreso en Vitoria, por "evidenciar el apoyo de los jueces progresistas a la posibilidad de una paz duradera".

Además, expresó hoy su confianza en la forma en que se está gestionando la situación tras el alto el fuego permanente de ETA, pues "al margen de las posturas partidistas, se percibe una decidida voluntad por parte de todos, apoyada en una percepción social favorable, para acabar definitivamente con el terrorismo".

En una entrevista a Europa Press, Rodríguez Achútegui, quien cesará en la portavocía de Jueces para la Democracia en su XXI congreso, que se celebrará la próxima semana en Vitoria, admitió que la decisión de convocar este acto bajo el lema "Justicia, Diálogo y Paz" responde a la intención de contribuir al proceso de paz. "Desde nuestro colectivo queremos evidenciar el apoyo de los jueces progresistas a la posibilidad de una paz duradera", dijo.

El portavoz de la asociación judicial rechazó que la implicación de los jueces en el proceso de paz suponga "prevaricar", como se ha apuntado desde algunos sectores de la judicatura y aclaró que "los jueces tienen que sujetarse al principio de legalidad, dentro del que tienen un amplio margen para apreciar las circunstancias que concurren en cada caso, puesto que las propias normas penales obligan a esa ponderación".

"Considerar que tener en cuenta las circunstancias de cada caso supone prevaricar, es igualar el trabajo del juez al de un robot", aseguró, para agregar que "afortunadamente el ordenamiento jurídico facilita a los jueces instrumentos para ponderar, dentro de la ley, cómo dar respuesta legal a cada supuesto".

Rodríguez Achútegui se refirió al reciente cese del presidente de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, cuyo nombramiento anuló el Tribunal Supremo, una actuación, en su opinión, "lógica". En este sentido, defendió "la necesidad de motivación por parte del CGPJ de todos los nombramientos judiciales, para asegurar que se cumplan los principios de mérito y capacidad que dispone la Ley Orgánica del Poder Judicial, y para fomentar el pluralismo y la paridad en dicho nombramiento".

Sobre una posible reelección del mismo candidato, recordó que se han contabilizado 20 peticiones "que habrán de ponderarse atendiendo a esos principios de mérito y capacidad, que muchos de esos candidatos cumplían", en referencia a que "destacan nombres tan conocidos como Baltasar Garzón, y otros con tanta experiencia como José Ricardo de Prada, que lleva años en una Sala, experiencia de la que carecen otros".

CONTRA LA REFORMA DEL CODIGO PENAL

El portavoz de JpD aludió a las reformas penales sugeridas por el presidente del Gobierno en el debate sobre el Estado de la Nación, y rechazó que pueda ser un "método racional" acometer una reforma del Código Penal en función de los "titulares de periódico que en cada momento resaltan un aspecto concreto de la actividad delictiva". En su opinión, el Código Penal "trata con enorme dureza, que quizá habría que revisar y reducir, los delitos contra la propiedad, la asociación de malhechores, la detención ilegal y el allanamiento de morada".

Según Rodríguez, España es el tercer país de la Unión Europea con menor índice de criminalidad, "y sin embargo, cuenta con la segunda población penitenciaria de Europa en relación al número de habitantes", lo que, a su juicio, prueba la "extrema dureza" del Código Penal vigente. "No es necesario reformar el Código Penal para responder a la ola de atracos que se han denunciado últimamente, sino seguir trabajando por detener a los autores de esos delitos y ponerlos disposición judicial", dijo.

Además, Rodríguez Achútegui recordó que en la anterior legislatura, con el último Gobierno Aznar, se apostó por "privatizar la seguridad, favoreciendo a empresas que se lucran con este pingüe negocio, dejando de reclutar policías, cuyo número de efectivos disminuyó". "Ahora se ha vuelto a reforzar esos cuerpos, pero se tardará algún tiempo hasta que los nuevos efectivos lleguen a sus destinos y adquieran experiencia, de manera que estamos pagando las imprevisiones de un gobierno que prefirió seguridad privada a seguridad pública", precisó.

Sobre el proceso de renovación del Consejo General del Poder Judicial, el portavoz de JpD deseó que las fuerzas políticas estén "a la altura que merece un órgano constitucional, que representa al Poder Judicial". Además, reclamó "un esfuerzo de consenso para que su renovación se produzca en plazo" a la vez que insistió en la necesidad de su "pluralismo" y de "una mayor presencia de mujeres juristas, cuya representación hoy está muy mermada".

En concreto, pidió que el futuro presidente del Tribunal Supremo y del CGPJ sea "un jurista de reconocida competencia, capaz de saber cual es el papel institucional de un presidente", un papel que, en su opinión, "no ha sabido desempeñar" Francisco Hernando. "El Poder Judicial merece un esfuerzo semejante al que se hizo con el Tribunal Constitucional, que ha logrado con su nueva presidenta, superar la crisis provocada por su antecesor. El CGPJ necesita con urgencia su Maria Emilia Casas", concluyó.

CONGRESO

JpD celebrará su XXI Congreso en la capital alavesa los días 8 y 9 de junio, bajo el lema "Justicia, Diálogo y Paz". El acto será inaugurado por el vicepresidente del CGPJ, Fernando Salinas, y por el consejero de Justicia, Joseba Azkarraga. A la clausura acudirán el ministro de Justicia, Juan Fernando López Aguilar, el fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, el diputado general de Alava, Ramón Rabanera, y el alcalde de Vitoria, Alfonso Alonso.

Durante las dos jornadas, los 500 afiliados de la asociación progresista elegirán a los nueve integrantes de su nuevo Secretariado, a cuyo frente se mantendrán durante los próximos dos años. Rodríguez Achútegui, que ha integrado la ejecutiva durante los últimos cuatro años y ha ejercido dos como portavoz, no concurre a la reelección.