El juez archiva la causa contra Neymar por corrupción y estafa en su fichaje

Publicado 08/07/2016 14:36:08CET

De la Mata dice que no se afectó a la libre competencia entre clubes aunque el contrato puede impugnare en vía civil

MADRID, 8 Jul. (EUROPA PRESS) -

El juez de la Audiencia Nacional José de la Mata ha acordado este viernes el sobreseimiento provisional la causa abierta al delantero Neymar Da Silva y a su padre por la comisión de delitos de corrupción en los negocios y estafa impropia en su fichaje por parte del FC Barcelona. La decisión puede ser recurrida ante la Sala de lo Penal de este órgano.

La decisión se adopta por entender que las conductas no pueden ser perseguidas penalmente y pese a que el pasado 7 de junio el fiscal Josep Perals instó, tras la finalización de la instrucción por el juez, sentar en el banquillo a ambos. Señala que el contrato puede ser perseguido por la vía civil.

La causa se seguía por querella presentada por la empresa de representación de futbolistas DIS-Esportes e Organizaçao de Eventos, que poseía el 40 por ciento de los derechos federativos del jugador, y según la Fiscalía dejó de cobrar 3,2 millones de euros que le hubieran correspondido.

En una resolución de 45 páginas, el titular del Juzgado Central de Instrucción número 5 detalla todas las gestiones realizadas para el fichaje y posterior traspaso del jugador al club catalán y delimita el objeto de esta investigación destacando que como instructor penal no debe analizar trascendencia jurídica en la interpretación el contrato suscrito entre Dis y los Neymar -que podría depurarse en la jurisdicción civil- ni tampoco* en si se han incumplido las reglas internas de FIFA.

NO AFECTÓ A LIBRE COMPETENCIA

De lo que trataba esta investigación, según razona De la Mata en su auto, era determinar si se bía cometido un delito de corrupcion entre particulares y una estafa simulada en la tramitación del contrato, un extremo que rechaza.

Explica el juez que el fichaje de Neymar no afectó a la libre competencia entre clubes, que era lo que mantenían tanto Neymar y su padre como el fiscal, y que en este sentido ha quedado acreditado que, de hecho, " el mercado seguía abierto que el FC Barcelona se vio obligado a poner en la mesa casi 20 millones complementarios a los inicialmente pactados ante el riesgo cierto de que el jugador no quisiera aceptar el traspaso y decidiera marchar a otro club".

De la Mata ha constatado durante la instrucción de la causa que estos contratos complementarios tienen "existencia real y contenido económico propio", por lo que no fueron simulados y fraudulentos.

A partir de este punto, señala que determinar si partidos amistosos y derechos de preferencia formaron parte y en qué medida del precio de transferencia del jugador, si la medida de participación proporcional debe ser cuantificada económicamente y si procede integrar la cantidad resultante -y en qué medida-, en el monto total de transferencia de los derechos federativos "es una cuestión que excede del ámbito de este proceso y que debe ser dilucidado (*) ante otras jurisdicciones".

REPROCHES FUERA DE LO PENAL

No obstante, y pese a descartar la responsabilidad penal por el fichaje, el juez de la Audiencia Nacional sí cuestiona algunas actuaciones de los investigados desde otros ambitos diferentes al penal

Señala que "parece obvio que tanto el Futbol Club Barcelona, Neymar y su padre, asi como su sociedad N&N " incumplieron paladinamente las obligaciones estatutariamente impuestas por los Estatutos FIFA de contratacion de jugadores: no respetaron el contrato que Neymar JR tenia firmado con SFC; no comunicaron por escrito al SFC su intencion de abrir (*y* cerrar ) negociaciones; no solicitaron autorizacion para tal fin; negociaron dentro del periodo de validez del contrato y fuera del marco permitido de los ultimos 6 neses; y llegaron a hacer ( el FCB) y recibir ( N&N) pagos multimillonarios solo ocho dias antes de un partido trascendental para la historia deportiva" del club blaugrana.

Ahora bien, el juez resalta que* estas conductas pueden tener repercusión deportiva, ética y disciplinaria, pero no encajan* en un procedimiento penal y por tanto acuerda el archivo provisional de las actuaciones y también de la pieza que afectaba al expresidente del Santos Álvaro de Oliveira Ribeiro.

La decisión del juez difiere de las consideraciones de la Fiscalía, que en su escrito del pasado 7 de junio también solicitó que se continuara el procedimiento contra el Fútbol Club Barcelona y el Santos como personas jurídicas y contra sus ex presidentes Sandro Rosell y Odilio Rodrigues. Además, solicitó la declaración como partícipes a título lucrativo a la madre de Neymar, Nadine Gonçalves, y a la empresa familiar N&N Consultoria Esportiva. Solicita que se archiven las actuaciones respecto al actual presidente del Barça, Josep Bartomeu.

ABONO DE 83 EUROS SEGÚN EL FISCAL

El fiscal cifraba el dinero 'real' abonado por el fichaje en 83 millones de euros y precisaba que como consecuencia de la dinámica desplegada en la contratación, la empresa DIS dejó de percibir 10 millones de euros, por lo que debe ser indemnizada con 3,2 millones.

El fiscal sí veía delito al estimar que, n el año 2011, el club blaugrana se comprometió a abonar a Neymar 40 millones de euros para que jugara en el equipo a partir de 2014. Acordaron, además, abonarle 10 millones como anticipo y le garantizaban un sueldo mínimo en 5 años de 36,1 millones de euros.

En un segundo momento, en 2013, se adelantó el compromiso un año y se abonaron al jugador los restantes 30 millones de los 40 acordados. Ante las perspectivas de que Neymar no asumiera el compromiso pacto años antes, se le ofreció un sueldo mayor, de 45,9 millones

Según la Fiscalía Rosell se encargó de liderar las negociaciones y "para lograr el fichaje" decidió abonar cantidades superiores tanto a Neymar como a su padre. Se concertó con el Santos para que recibiera directamente parte del precio evitando abonar a DIS lo que le correspondía.

El fiscal agregaba que el Barça decidió mantener la apariencia de que el coste había sido de estos 40 millones más 17,1 que debían sumarse por los derechos federativos del Santos, con quien Neymar estaba comprometido hasta 2014. Lo hizo "debido a un plan estratégico de control de gastos para reducir la deuda" y a que la Junta Directiva ya había fijado un tope para fichajes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies