El juez cita de nuevo al subinspector imputado en el caso de la mujer que perdió un ojo

 

El juez cita de nuevo al subinspector imputado en el caso de la mujer que perdió un ojo

Actualizado 18/07/2013 18:44:10 CET

Los cuatro testigos, entre los siete apartados por Interior al ocultar información relevante

BARCELONA, 18 Jul. (EUROPA PRESS) -

El titular del Juzgado de Instrucción 11 de Barcelona ha citado a declarar de nuevo al subinspector de la Brigada Móvil (Brimo) de los Mossos d'Esquadra imputado por el caso de Ester Quintana, que perdió un ojo en la huelga general del 14 de noviembre, y a otros cuatro agentes --como testigos-- que han sido apartados tras las revelaciones del consejero de Interior, Ramon Espadaler.

En un auto de este jueves, el juez Francisco González Maillo cita al subinspector jefe de la unidad como autor de la nota informativa que recogería novedades en el posicionamiento y actividad del furgón policial Drago 414, un vehículo al que hasta ahora no se le había implicado en la actuación en la zona donde fue herida Quintana.

En esta nota se recoge que los ocupantes del vehículo 414 han recordado ocho meses después que avanzaron a los otros dos furgones de la unidad hasta la fuente del cruce entre Passeig de Gràcia y Gran Via, y que allí bajaron y dispararon una salva (disparo sin proyectil), en una posición cercana a donde perdió el ojo la víctima, según ella, por una bala de goma.

El juez cita al subinspector y a los cuatro mossos del furgón Drago 414 --de los siete que Interior ha apartado por ocultar la nueva versión-- el 30 de julio a las 10 horas, y les cita a todos a la misma hora "a fin de que no puedan comunicarse entre ellos", según consta en el auto.

Según resalta el juez en su escrito, "el subinspector referido era el responsable de las tres furgonetas, aunque físicamente viajaba en la primera --la Drago 40--. Los demás estaban a sus órdenes y se comunicaban entre ellos", pese a que según la versión de Mossos, las conversaciones no han quedado registradas.

NOTA INFORMATIVA

El magistrado ha tomado esta decisión después de recibir una nota informativa elaborada precisamente por el subinspector jefe de la unidad implicada en el caso, tras interrogar al cabo que estaba al frente del vehículo Drago 414 --que no ha sido citado a declarar-- y que este le refiriera que "una vez ha vuelto a hacer memoria, cree recordar que avanzaron con su vehículo policial la posición de Gran Via donde estaba parado el resto del grupo, formado por Drago 40 y Drago 403".

Tras este adelanto, según la nota, se pararon a la altura de la fuente que hay en la confluencia de Gran Via y Passeig de Gràcia, y que "todos los miembros del equipo excepto el conductor bajaron de la furgoneta, también los agentes portadores de la lanzadora de proyectiles calibre 40 milímetros y la escopeta antidisturbios Benelli, llevando este armamento encima en todo momento".

"El cabo cree recordar que el escopetero de su equipo efectuó una salva, que no llevaba ningún proyectil", concluye la nota, que introduce novedades en la instrucción ya que supone que un segundo escopetero también disparara --de momento solo admiten que fueron salvas-- en la zona del suceso, además del que ya está imputado en el caso.

El subinspector que ha redactado esta nota es el mismo que elaboró el primer informe remitido al juzgado que no recogía ninguna actividad relevante por parte de la Drago 414, ya que iba a la cola del convoy formado por los tres vehículos que aparcaron en la Gran Via a la hora que fue herida Quintana.

En ese informe, en el que también se reflejaba que todos los agentes se bajaron de los tres vehículos, el subinspector solamente admitía que el escopetero de su propio furgón --ya imputado--, el Drago 40, había disparado dos salvas.

PRIMERA DECLARACIÓN

De hecho, en la primera declaración del subinspector como imputado el 8 de abril de 2013 ya se le preguntó por la actividad de los tres vehículos y explicó que vio cómo los agentes de su furgón y los del segundo (Drago 403) bajaron, pero que no pudo ver si lo hacían los de la Drago 414.

También declaró que una vez disparadas las salvas, en una actuación rápida, que según varios agentes duró entre 15 y 25 segundos, volvieron a sus vehículos y reiniciaron la marcha; según él, iba en el primer coche y no vio que el tercero les adelantara.

Según una respuesta de Asuntos Internos de los Mossos al juez, la Drago 414, que cerraba la formación policial, "sería el que quedaría más alejado del Passeig de Gràcia".

En su auto el juez también recoge la respuesta de Interior a su petición de que le facilitaran el registro GPS del movimiento de las furgonetas, aunque han respondido que "el sistema no tiene capacidad de reproducir los recorridos de las unidades policiales sino únicamente posiciones en un tiempo determinado" y que no se guarda ningún histórico.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies