El juez decreta prisión bajo fianza de 350.000 euros para el ex gerente de Ibatur dentro de la operación Pasarela

Actualizado 03/07/2010 23:33:51 CET

PALMA DE MALLORCA, 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

El titular del Juzgado de Instrucción número 2, Juan Ignacio Lope Sola, ha dictado prisión bajo fianza de 350.000 euros para el ex gerente del Instituto Balear del Turismo (Ibatur) Raimundo Alabern por su vinculación con la operación Pasarela y que deberá abonar en el plazo de 72 horas para evitar su ingreso en prisión.

Con la comparecencia de Alabern concluye una larga jornada de declaraciones en los juzgados de Vía Alemania en la que las cinco personas que aún estaban detenidas en el marco de la operación Pasarela han explicado su versión de los hechos ante el magistrado y los tres fiscales anticorrupción Miguel Ángel Subirán, Pedro Horrach y Juan Carrau.

Los detenidos eran, además de Alabern, el también ex gerente de Ibatur Juan Carlos Alía; el ex secretario y ex asesor jurídico de la empresa pública, Miquel Àngel Bonet; uno de los socios propietarios del grupo Clave Comunicación, Juan Velasco; y el empresario de relaciones públicas Kamal Dorai, todos ellos presuntamente vinculados con la supuesta trama de corrupción urdida la pasada legislatura en torno al Ibatur.

La de Alabaren es la mayor de las fianzas impuestas este sábado por Lope Sola, seguida de la de Bonet, a quien se ha ampliado la caución de 85.000 euros --que ya depositó en febrero de 2009 por esta misma causa-- a 250.000 euros, por lo que tendrá que abonar la diferencia para no ingresar en prisión.

La siguiente fianza más cuantiosa es la de 100.000 euros que se ha fijado para uno de los socios propietarios del grupo Clave Comunicación, Juan Velasco, seguida de la de 30.000 euros que se ha impuesto al ex director gerente del Instituto Balear de Turismo (Ibatur) Juan Carlos Alía.

Por su parte, el juez decretó libertad con entrega del pasaporte al empresario de relaciones públicas Kamal Dorai y que él mismo, acompañado por su abogado, Laureano Arquero, depositó en las dependencias judiciales en torno a las 17.30 horas.

Los cuatro imputados con cargos disponen de 72 horas para hacer efectivas las cauciones si pretenden evitar su ingreso en prisión. El juez les imputa diversos delitos contra la Hacienda Pública, entre los que se encuentran el de malversación, prevaricación, falsedad de documentos oficiales, fraude, cohecho y negociaciones prohibidas para funcionarios públicos. El procedimiento judicial se encuentra bajo secreto de sumario.

Los cinco detenidos, que este sábado pasaron a disposición judicial en torno a las 8.30 horas, están presuntamente vinculados con la supuesta trama de corrupción urdida la pasada legislatura en torno al Ibatur.

Se trata de cinco del total de trece arrestados que se han producido desde que el pasado martes diese inicio esta operación, que indaga el presunto desvío de fondos públicos mediante contratos irregulares a través de la empresa del Gobierno balear.

Los detenidos prestaron declaración este sábado ante Lope Sola, encargado de las investigaciones tras la querella que interpuso la Fiscalía Anticorrupción, y quien ha acudido a las dependencias judiciales para interrogar a los encausados pese a que este sábado estaba de guardia el Juzgado de Instrucción número 12.

Durante sus declaraciones en la Policía Nacional, los cuatro funcionarios del Ibatur apuntaron hacia los ex altos cargos de la empresa como las personas de quienes emanaban las órdenes en torno a la adjudicación de contratos, la mayoría de ellos a Clave, y a la emisión de facturas falsas. Por su parte, Bonet, quien ya fue detenido en febrero de 2009 en el marco de estas investigaciones, acusó a Alía y Alabern de idear y ordenar esta presunta trama de corrupción.

Además de los cinco imputados que este sábado pasaron a disposición judicial, también han sido arrestados durante estos días otro de los socios de Clave, Alberto Vergés, cuatro jefes de diferentes secciones del Ibatur, F.T.B., L. S., A.G. y P.P.; el empresario de Gestora Balear de Negocios, José Calvo; el presunto testaferro de éste, Mariano Villalba, y la mujer de Kamal Dorai, Francisca J.

REGISTROS EN MALLORCA Y MADRID

Cabe recordar que la operación, que se encuentra bajo secreto de sumario, se abrió el martes con los registros llevados a cabo en el Pula Golf de Son Servera, Costa Nord, donde se ubica la Fundació Balears Sostenible, empresa al frente de la cual la pasada legislatura se encontraba Pau Collado, imputado dentro de la trama Gürtel por su gestión a través de la empresa Easy Concept.

Mientras tanto, también agentes policiales allanaron la sede de la empresa Clave Comunicación en Palma, uno de los principales grupos de comunicación de las islas, así como dependencias relacionadas con esta compañía y ubicadas en Santa María y en Llucmajor.

Sin embargo, las investigaciones del caso se extienden a dos empresas de Madrid, Over Marketing --presuntamente relacionada con el 'caso Gürtel'-- y Match Golf --dedicada a la organización de espectáculos deportivos y adjudicataria del torneo de golf Mallorca Classic, llevado a cabo en Pula Golf--, que también han sido registradas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies