Un juez dicta el desahucio de la sala Macumba, explotada por FSM Group, del empresario Flores imputado en Madrid Arena

Actualizado 14/11/2012 18:03:33 CET

MADRID, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los tribunales han dictado una orden de desahucio contra la empresa FSM Group, sociedad del empresario también responsable de Diviertt, Miguel Ángel Flores, que deberá abandonar en los próximos meses el local, propiedad de Adif, donde estaba ubicada la discoteca Macumba.

Actualmente se encuentra pendiente el lanzamiento de la discoteca propiedad de Flores, responsable de la fiesta del Madrid Arena donde fallecieron cuatro jóvenes, pero fuentes de Adif han explicado a Europa Press que se espera que este se produzca a finales de este año o principios del próximo.

En una nota la entidad dependiente del Ministerio de Fomento ha explicado que ha obtenido una sentencia favorable al litigio que mantenía con la empresa FSM Group para resolver el contrato de alquiler de esta sala a finales de 2011, dado que Adif no quería renovarlo para poder destinar este espacio a otros usos, a lo que se oponía la entidad vinculada a Flores, iniciando así un litigio sobre esta discrepancia.

Sobre el futuro de esta sala, Adif ha decidido que licitará un nuevo contrato para este espacio conjuntamente con otros colindantes para destinarlo a otro tipo de actividades.

UNA PISTA PARA DIVIERTT

Por otro lado, la entidad pública también ha explicado que se adjudicó en octubre de 2011 de forma provisional a Diviertt un contrato de alquiler de un local de 1.531 metros cuadrados en la estación de Chamartín para la instalación de una pista de patinaje y otras actividades complementarias.

Al respecto, indica que dicha sociedad aún no ha entregado la señal obligatoria que exigía el contrato, por lo que hasta la fecha el inmueble permanece en poder de Adif. Además, aclara que en el proceso se presentaron dos ofertas y que ambas cumplían los requisitos legales, a la que se comprobó que Diviertt no tenía ningún impedimento legal para poder contratar con sociedades públicas.

Mientras, Adif quiere dejar constancia que ambos procesos son independientes al tratarse de empresas y contratos diferentes, para remarcar que incluso se consultó a la Abogacía del Estado para comprobar si las dos empresas (FSM Group y Diviertt) tenían alguna vinculación.

Finalmente, Adif explica que es requisito imprescindible para las empresas adjudicatarias que se obtengan los permisos, licencias y autorizaciones necesarias que especifica la autoridad municipal pertinente.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies