La juez mantiene la imputación del jefe de Bomberos en Horta (Tarragona) porque no tomó ninguna decisión

Actualizado 04/03/2011 20:53:41 CET

Desoye la petición de la defensa porque el mando no estuvo en su puesto y no dio respuesta

TARRAGONA, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

La titular del Juzgado de Instrucción de Gandesa ha decidido no acordar el sobreseimiento que solicitaba el jefe del operativo del incendio del 21 de julio de 2009 (Delta 0), Carles Font Gili, y mantener su imputación por la muerte de cinco bomberos, ya que a su entender, no tomó ninguna decisión cuando era su responsabilidad.

La juez responde a la solicitud del abogado del Delta 0, que alegaba indeterminación en los términos de la imputación de su cliente, y alega que los datos recogidos en la investigación hasta el momento suscitan "indicios de criminalidad por una imprudencia grave" por omisión de sus deberes el día del incendio --velar por la seguridad del personal confiado a su mando-- .

Tras la resolución de la juez, las acusaciones particulares se reunirán para plantear qué nuevas acciones emprender, entre las que están pedir varios careos entre Delta 0 y otros mandos que dieron versiones contradictorias de lo ocurrido durante las horas más críticas del incendio.

Asimismo, tal y como avanzó una de las acusaciones el día de la declaración en el juzgado de Delta 0, sopesan plantear la imputación de la cúpula de Interior por coaccionar a testigos, una reclamación que podría llegar hasta el propio ex conseller Joan Saura y su número dos, Joan Boada.

NO APARECIÓ EN EL CENTRO DE MANDO

La juez expone que, de los instruido hasta el momento se desprende que "ni tan siquiera" hizo acto de presencia o contactó con el Centro de Mando Avanzado (CCA), y que no tomó las decisiones necesarias para adaptar las operaciones a las recomendaciones ni a las previsiones dadas por su relevo y los técnicos de cada área.

El escrito relata cómo en los momentos críticos se solicitó su presencia, obligando incluso a desplazarse a un mando de la Sala de Tarragona para tomar las decisiones de la estrategia, y finalmente no dio respuesta a las llamadas de socorro de los atrapados.

"A modo de ejemplo, un subinspector en prácticas, ante la ausencia de Delta 0, asume el mando en el Punto de Tráfico e intenta dar auxilio inmediato y gestionar sobre el terreno la crisis que se estaba produciendo", explica la juez.

INDICIOS DE DELITO

Por todos estos motivos, la juez entiende que, lejos de agotarse los elementos que implican a Delta 0 o que los mismos apunten que no existe base para la imputación de un delito, "existen unos hechos que podrían ser constitutivos de delito, no por la toma de decisiones erróneas --que probablemente no merecerían imputación--, sino por ausencia de las mismas", cuando era su responsabilidad.

De la instrucción, la juez destaca las declaraciones contradictorias de Carles Font frente a las de numerosos testigos que afirman que durante toda la mañana del 21 de julio de 2008 no se personó ningún mando en el CCA.

La juez le imputa la comisión por omisión de cinco delitos de homicidio, un presunto delito de lesiones y un delito de daños, todos ellos por imprudencia grave en los hechos ocurridos el 20 y 21 de julio de 2008 en el parque natural de Els Ports en Horta de Sant Joan, en el que numerosos bomberos quedaron atrapados por el fuego, cinco murieron y otro resulto herido de grave, todos ellos pertenecientes al Grupo de Refuerzo en Actuaciones Forestales (Graf) de Lleida.