El juez Palop afirma que los mecanismos judiciales "se ponen en marcha a posteriori", cuando "ya no tienen solución"

Actualizado 24/04/2008 18:03:48 CET

MADRID, 24 Abr. (EUROPA PRESS) -

El juez que se ocupa de la instrucción de sentencias del maltrato a mujeres en Madrid, Eduardo López Palop, aseguró hoy que los mecanismos de responsabilidad judicial en este tipo de casos "siempre se ponen en marcha a posteriori, cuando la cosa ya no tiene solución".

En declaraciones a Telecinco recogidas a Europa Press, Palop se refirió a las cerca de 7000 sentencias de violencia de género pendientes de ejecución del juzgado de lo penal número 2. Advirtió que en el juzgado que instruye "es posible que haya alguna disfunción" o que "hubiera una notificación que no se hubiera hecho y que hubiera que tenido que bajar a la Fiscalía y no ha bajado", afirmó.

"Entonces inmediatamente todo el mundo va a quitarse el muerto. El que está más cerca del caso es el juez, yo no es que haya querido guardarme las espaldas, que también, es que he querido decir la situación tal y como está", subrayó sobre los cerca de 7000 asuntos de temas de violencia de género que se tiene que gestionar en su juzgado y que producen "muertos parcticamente todos los días", agregó.

Ante la posible cifra, según Palop, de cerca de "40.000 sentencias en fase de ejecución" en toda España frente al promedio de un "25 por ciento" gestionadas en Madrid, se refirió a "la suspensión de condenas no obligatorias" en casos de "peligrosidad criminal". Informó que en el juzgado que instruye se ha llegado a tener en prisión "a cerca de mil maltratadores. Y hay otra parte que porque la ley lo permite se les puede dar la suspensión de condena", afirmó.

En este sentido, Palop explicó que el artículo 81 del Código Penal, determina una serie de requisitos para la suspensión de condena del imputado: "Que la pena no sea superior a dos años, que no tenga antecedentes penales y que no esté pendiente de ninguna indemnización". Por lo que "el que tiene que adivinar la peligrosidad criminal del sujeto es el juez". "El otro día le decía a un compañero que el derecho penal era punitivo y preventivo, pero ahora empieza a ser un derecho adivinativo", concluyó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies