El juez pide que se identifique a los ertzainas que presenciaron insultos a la AVT

Publicado 22/01/2014 18:15:41CET

MADRID, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

El juez de la Audiencia Nacional Javier Gómez Bermúdez ha solicitado a la Ertzaintza que identifique a los agentes que presenciaron las increpaciones lanzadas contra miembros de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) que participaban en una manifestación el pasado 28 de diciembre en la localidad guipuzcoana de Eibar, han informado a Europa Press fuentes jurídicas.

El magistrado investiga si los insultos proferidos podrían ser constitutivos de un delito de enaltecimiento del terrorismo y menosprecio a las víctimas tras admitir a trámite una querella presentada por la asociación. La Fiscalía de la Audiencia Nacional, que había abierto una investigación previa, le ha remitido las actuaciones llevadas a cabo hasta el momento.

El pasado día 28 de diciembre, cuando varias decenas de personas convocadas por la AVT se manifestaban en la localidad, fueron "amenazadas e insultadas por varios individuos, al parecer vecinos, al tiempo que proferían contra ellas gritos claramente humillantes como 'los nuestros están en la calle y los vuestros en el hoyo'", señalaba el Ministerio Público.

La AVT difundió un vídeo grabado en esta concentración y otras celebradas el mismo día en los municipios vascos de Mondragón, Elgoibar, Durango y Elorrio. Las imágenes resumían el recorrido de la comitiva de la asociación y el homenaje que realizaron a las víctimas de ETA en los lugares citados.

A LAS PUERTAS DE UN BAR

En el fragmento dedicado a Eibar puede verse como los miembros de la AVT son increpados por un grupo de vecinos que se arremolinan a las puertas de un bar, y que salen a la calle con sus vasos en la mano para insultarles.

El departamento dirigido por Javier Zaragoza pedía a la Policía Nacional y a la Guardia Civil que le informara, con la mayor urgencia posible, sobre los participantes en los hechos. Igualmente solicitaba información sobre los gritos y consignas que se profirieron y preguntaba si existe alguna grabación de lo ocurrido.

Finalmente, pedía también el atestado policial que se elaboró, los efectivos policiales fueron desplazados al lugar y qué medidas se adoptaron para impedir los insultos.