El juez rebaja a 100.000 euros la fianza para Rafael Redondo, socio de Villarejo, para salir de prisión

Actualizado 14/09/2018 14:51:16 CET


Cree que después de casi un año en la cárcel se ha reducido el riesgo de reiteración delictiva

MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

El juez de la Audiencia Nacional Diego de Egea ha rebajado este viernes a 100.000 euros la fianza de un millón impuesta a Rafael Redondo, socio del comisario jubilado José Manuel Villarejo, para salir de prisión, donde se encuentra desde el 6 de noviembre del año pasado por su presunta implicación en la denominada 'operación Tándem'.

Para el caso de que deposite dicha cantidad, el magistrado de refuerzo del Juzgado Central de Instrucción número 6 le impone como medidas cautelares comparecencias quincenales en el juzgado más próximo a su domicilio, la prohibición de salida del territorio nacional, la retirada del pasaporte y la obligación de fijar domicilio y teléfono.

De este modo, De Egea estima el recurso que presentó la la defensa de Redondo contra el auto de agosto en el que se le fijó una fianza de un millón de euros para salir de la cárcel, mientras que rechaza los recursos de la Fiscalía Anticorrupción y de Podemos --que ejerce la acusación popular en esta causa--, los cuales solicitaron que se le mantuviera en situación de prisión provisional incondicional.

El pasado 13 de agosto, el instructor volvió a rechazar la puesta en libertad de Villarejo al entender que seguían concurriendo los presupuestos que le habían llevado a prisión preventiva, mientras que a Redondo le dio un plazo de siete días para depositar una fianza de un millón de euros por considerar que lo proporcional en su caso es que la cárcel fuese eludible.

El juez investiga a este abogado como coautor de los delitos de pertenencia a organización criminal y blanqueo de capitales desde su puesto de hombre de confianza de Villarejo, es decir, actuar con herramientas dirigidas a ocultar activos que procederían de actividades ilícitas en el extranjero así como mejorar la estructura societaria del Grupo Empresarial CENYT.

Fue en el domicilio de Redondo donde los investigadores hallaron numerosas pruebas de la 'operación Tándem', entre ellas las cintas en las que estaba grabada la conversación entre Villarejo y Corinna Larsen en la que se hablaba del Rey emérito y que dio lugar a la apertura de una pieza separada, que fue archivada finalmente hace una semana.

NO LE VE CAPACIDAD DE ACCEDER A LAS PRUEBAS

Tras casi un año en prisión provisional, De Egea valora en su auto todo este tiempo transcurrido, en el cual se ha podido recabar nueva documentación y avanzar en la investigación, lo cual hace disminuir el riesgo de reiteración delictiva.

"En la actualidad no existe capacidad del investigado para acceder por sí o a través de terceros a las fuentes de prueba existentes en la causa", explica el juez, quien considera que las nuevas calificaciones jurídicas que esgrime el Ministerio Público se deducen de sus actividades anteriores a la detención de Redondo, por lo que rechaza el argumento de la reiteración delictiva.

En cuanto al riesgo de fuga, el magistrado ha valorado el arraigo personal, profesional y patrimonial del investigado, que además tiene bloqueadas sus cuentas bancarias y embargado todo su patrimonio, lo que, en su opinión, desvirtúa esa posibilidad.

El recurso de agosto de la Fiscalía Anticorrupción contra la fianza de un millón de euros fue presentado en reforma, es decir, ante el mismo juez instructor, pero al mismo tiempo era subsidiario de apelación, o sea, ante la Sala de lo Penal, por lo que ésta deberá revisar el nuevo auto con la rebaja de la fianza a 100.000 euros.

Contador