El juez rechaza las pruebas pedidas por las partes personadas en las diligencias contra el PSOE por publicidad engañosa

Actualizado 22/06/2006 21:40:20 CET

MADRID, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

El juez de Primera Instancia número 49 de Madrid, Luis Alberto Puertas, rechazó en una audiencia celebrada hoy admitir las pruebas solicitadas por las partes personadas en las diligencias abiertas contra el PSOE por publicidad engañosa a raíz de una denuncia del abogado murciano José Luis Mazón por incumplimiento de promesa electoral en el Programa de 2004.

Mazón explicó a Europa Press que el magistrado se opuso a que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, declarase en el proceso como representante legal del partido socialista, a lo que el abogado del PSOE, Álvaro Sánchez, replicó que esta representación legal corresponde al secretario de Organización del PSOE, José Blanco.

El juez también rechazó la petición de Mazón de que declarase como perito en calidad de profesor de Ciencias Políticas de la Complutense Jorge Vestringe, que fue secretario general de Alianza Popular. Respecto al PSOE, el abogado demandante señaló que Sánchez sólo aportó al juez un e-mail que en su día envió a Zapatero con una copia de la demanda.

Trs rechazar las pruebas solicitadas, el juez decidió que no es necasario celebrar juicio y que dictará sentencia "directamente", según Mazón, que anunció que pedirá la nulidad de lo actuado hasta ahora en la causa y reclamará al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) que investigue el asunto, al considerar "extraño" que la juez que ha instruido la causa "no haya estado presente" en la audiencia celebrada para la proposición de pruebas del juicio, que no tendrá lugar.

INCUMPLIMIENTO DE PROMESA

La demanda de Mazón contra el PSOE se refiere al proyecto de reforma de la ley del Tribunal Constitucional que establece un nuevo régimen de inviolabilidad de los magistrados de esta institución. Mazón exige que el PSOE sea condenado por publicidad engañosa al haber incumplido el programa electoral de 2004, "donde prometía incidir de modo especial en la exigencia de responsabilidad de los jueces".

El letrado murciano se basa en la reforma de la Ley Orgánica del Tribunal Constitucional, en trámite por el Congreso de los Diputados y en la que "se consagra la irresponsabilidad de los magistrados del Tribunal Constitucional, en contra de lo prometido en 2004 por el PSOE".

El demandante basa su reclamación en la Ley de la Publicidad, que considera también aplicable al mercado electoral de los partidos políticos y pide que se declare judicialmente que la promesa electoral de potenciar la responsabilidad de los jueces y magistrados hecha por el PSOE en su programa 2004 "ha resultado ser engañosa y, por tanto, publicidad ilícita, retirándola del programa y con obligación de publicar la sentencia en dos periódicos de ámbito nacional".

Mazón no pide que se condene al PSOE a cumplir lo prometido, sino a reconocer que ha incurrido en "publicidad engañosa". A juicio del letrado demandante, este partido debe asumir las consecuencias de "toda empresa que engaña con las cualidades de sus productos (la retirada de la publicidad)".

El abogado sostiene que si la demanda prospera y se consigue que la Ley de la Publicidad se aplique también a grandes usuarios de la publicidad como son los partidos políticos, redundará en "mayor seriedad y veracidad en los programas electorales". Entiende que los partidos pueden recibir condenas judiciales por publicidad ilícita o engañosa si incumplen luego sus promesas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies