El juicio del caso Pantoja sigue esta semana con la declaración de más acusados

Actualizado 22/10/2012 10:48:47 CET

MÁLAGA, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Sección Segunda de la Audiencia de Málaga tiene previsto seguir este lunes y este martes el juicio del caso en el que están acusados el exalcalde de Marbella (Málaga) Julián Muñoz, y su exparejas, Maite Zaldívar e Isabel Pantoja, con las declaraciones de otros procesados en la causa. En concreto, este lunes se prevé que continúe el interrogatorio a Jesús Zaldívar, excuñado de Muñoz.

En la causa hay 10 procesados. La Fiscalía Anticorrupción acusa al exregidor marbellí de los delitos de blanqueo y de cohecho pasivo, por los que solicita una pena de siete años y medio de cárcel. Para la cantante, que será el último de los acusados en declarara en este juicio, pide tres años y medio de prisión por un delito de blanqueo de capitales; misma pena que solicita para Zaldívar, también acusada por un delito de blanqueo de capitales.

En esta vista oral ya ha declarado Muñoz. Éste manifestó que desde el año 1991 tenía "grandes sueldos" por su trabajo como concejal y diputado provincial, así como que recibía cada mes 300.000 de las antiguas pesetas por parte de una empresa municipal y el exalcalde marbellí Jesús Gil les gratificaba con un millón de pesetas a veces", cantidades estas que no declaraba.

El exalcalde relató que no puso dinero para comprar la casa 'Mi gitana', en la urbanización 'La Pera', donde vivió con Pantoja ni tampoco para el apartamento en el hotel Guadalpín. Además, afirmó que "jamás" supo el estado financiero de las sociedades de la cantante ni conoció sus temas económicos ni le dio dinero en efectivo, sino que más bien fue al revés.

Respecto a su exmujer, Maite Zaldívar, aseguró que no le daba cuenta de los ingresos o gratificaciones y que él aportaba el dinero a la unidad familiar, aunque ella se encargaba de administrar los gastos del día a día. Tras separarse, reconoció que "fue tan duro, tan televisado, todas las partes sufriendo, que me despreocupé absolutamente de todo".

La exesposa de Muñoz declaró que lo que habló en contra del que fuera su esposo en la instrucción, diciendo, entre otras cosas, que llevaba a casa dinero de comisiones de constructores, fue "por venganza" y "no es cierto" y, aunque sí dijo que entraba dinero en efectivo cada mes, insistió en que era "legal". Además, reiteró varias veces que su intención era "hacerle daño".

Así, relató que en ese momento estaba detenida, su hermano también, además de que su hija estaba imputada, por lo que echó "la culpa de todo lo que pasa a Julián Muñoz", incidiendo en que no era cierto lo que dijo y en que "fue la venganza que yo quería", además de que "quería irme a casa y le hubiese contestado al juez y al fiscal lo que hubiesen querido".

Aseguró que Muñoz llevaba dinero en efectivo, pero no en bolsas de basura "como se ha escuchado". Afirmó que esto no le extrañaba "porque trabajaba todo el día" y que no le cuestionó sobre la procedencia. Asimismo, desvinculó a su expareja de los fondos que, según la Fiscalía Anticorrupción, fueron transferidos desde Suiza a través de sociedades opacas.

Zaldívar declaró que se llevó dinero en efectivo que había en la casa cuando se separó del exalcalde, pero que sigue pensando que "no he blanqueado dinero". "Si yo no sé ni lo que es blanquear dinero, lo más parecido es limpiar, pintar una pared", ha apuntado, añadiendo que "no tengo la intención de blanquear dinero ni mucho menos, porque creo que mi dinero no hay que blanquearlo".

Su hermano, que también declaró en contra de Muñoz cuando fue detenido, se desdijo igualmente y aseguró que hizo esas manifestaciones porque "estaba cabreado con él y me había mentido". La Fiscalía Anticorrupción considera a éste testaferro de Muñoz, aunque el acusado ha declaró que su excuñado no le cae "nada bien".

Sobre los fondos transferidos desde una cuenta de Suiza, que según la acusación pública este acusado aperturó bajo el nombre de 'Dama de noche' y donde se hicieron dos ingresos por una cuantía de 890.000 euros, la fiscal le preguntó por los movimientos del dinero, que finalmente llegó, utilizando sociedades de Delaware (Estados Unidos) y Gibraltar hasta una sucursal bancaria en Marbella, dirigida por otro acusado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies