La Junta de Andalucía propone crear una Agencia de Evaluación de las Necesidades de Gasto Público entre Gobierno y CC.AA

Actualizado 18/06/2006 13:28:53 CET

Defiende que los fondos de nivelación entre las autonomías cuenten con un sistema de financiación específico de carácter temporal

SEVILLA, 18 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Junta de Andalucía ha trasladado al Gobierno de la Nación la idea de crear una "Agencia de Evaluación de las Necesidades de Gasto de las Administraciones Públicas", que estaría "coparticipada" por la administración central y las comunidades autónomas y se encargaría de determinar los mecanismos de suficiencia en el nuevo modelo de financiación autonómica.

Esta propuesta figura en el documento 'Análisis de la problemática del modelo de financiación autonómica como base para su reforma. Propuesta desde Andalucía' remitido por la Junta al Ministerio de Economía y Hacienda, en el que se advierte de que con el sistema vigente "no se logra el objetivo y se rompen los esquemas básicos de igualdad que debían hacer posible la homogeneidad de situaciones de partida" entre todas las comunidades.

Para corregir esta situación, la Junta defiende en el citado documento, al que ha tenido acceso Europa Press, que "las garantías de mínimos y las modulaciones, así como el fondo de renta relativa, deben quedar perfectamente diferenciados de aquellos que se basan en características poblacionales o físicas de las comunidades" en el futuro modelo, "separando los elementos estrictamente de suficiencia e igualdad entre todos los españoles de aquellos que persiguen una nivelación entre todas las autonomías, que deberían contar con un mecanismo de financiación específico" y tener un carácter "temporal".

FONDOS DE NIVELACIÓN DE CARÁCTER "TEMPORAL"

A juicio de la Consejería andaluza de Economía y Hacienda, los elementos de suficiencia e igualdad y los de nivelación "deben quedar diferenciados porque es preferible contar con un instrumento para cada finalidad, evitando así la actual confusión de los mecanismos, al mismo tiempo que se puede discutir aisladamente la fórmula de cubrir estos elementos temporales y su dinámica". En este sentido, la Junta defiende que "la aplicación de las nuevas variables sobre la determinación de la suficiencia debería hacerse de forma gradual" y se muestra "dispuesta a analizar otras distintas cuya incidencia en las necesidades de financiación queden acreditadas objetivamente".

En su opinión, el modelo vigente "no logra el objetivo" de garantizar la igualdad "de partida" entre todas las comunidades autónomas al aplicarse criterios como "modular la población por edades para algunos de los servicios básicos, pero no para todos; incluir dotaciones específicas para hacer posibles los traspasos de competencias sanitarias, que no corresponden a ninguno de los parámetros de necesidad preestablecidos; aplicar fondos específicos para características singulares que tienen un destinatario predeterminado; o definir garantías de mínimos y modulaciones que, pudiendo tener sentido como método de ajuste temporal, se convierten en definitivas".

La Junta concluye que "el resultado conjunto" de todos estos elementos "configura una situación de partida con excesivas diferencias en términos de financiación" que además "son crecientes y tienden a ampliarse", lo que además se ve agravado por el hecho de que el modelo de financiación "actualmente no cuenta con ningún mecanismo efectivo para corregir tales desequilibrios", ya que pone de manifiesto que las asignaciones de nivelación previstas "son inaplicables, tomando en consideración que las dinámicas de población que se han producido en los últimos ejercicios parecen difíciles de mantener".