La Junta realiza más de 6.200 inspecciones para garantizar el cumplimiento de la regulación

Fumando
Reuters
Actualizado 27/02/2010 19:16:04 CET

VALLADOLID, 27 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los servicios de inspección de la Consejería de Sanidad realizó durante el año 2009 un total de 6.277 controles en los establecimientos públicos de Castilla y León, con el fin de vigilar el cumplimiento de la normativa regional vigente en materia de tabaco.

Concretamente, según informaron a Europa Press fuentes del Ejecutivo regional, los controles a los establecimientos públicos realizados por los inspectores de la Junta de Castilla y León permiten, entre otras cosas, "asegurar que se respetan los derechos de los no fumadores, que no se vende tabaco a menores o que las máquinas dispensadoras están debidamente señalizadas".

De esta manera se comprueba que no se facilita el acceso al tabaco a los menores de edad, que los puntos de venta están debidamente señalizados, que no se permite la presencia de menores de 16 años en las zonas de fumadores o que en los establecimientos destinados al alojamiento se reserva un máximo del 30 por ciento de las habitaciones para los huéspedes que fuman.

Concretamente, en 2009 se realizaron 711 controles en Ávila; 421, en Burgos; 307, en León; 350, en Palencia; 307, en Salamanca; 362, en Segovia; 696, en Soria; 2.275, en Valladolid, y 848, en Zamora, de tal manera que supusieron un total de 6.277 en toda la Comunidad.

Esta cantidad total de inspecciones realizadas, derivó en la apertura de 60 expedientes de los que 21 se llevaron a cabo en Valladolid; 21, en León; diez, en Zamora; cuatro, en Salamanca; tres, en Burgos, y, uno, en Ávila. De esta manera, los expedientes dieron lugar, posteriormente, a la tramitación de 23 sanciones de las que 21 fueron en León; una, en Burgos, y otra, en Ávila.

Con esta actividad, la Consejería de Sanidad "cumple con el compromiso" que adquirió de realizar un mínimo de 25 inspecciones aleatorias al mes en cada provincia. Estos controles se realizan eligiendo los locales que serán objeto de estudio al azar y se complementan, con las inspecciones dirigidas que se realizan en aquellos establecimientos que ya han sido objeto de la tramitación de alguna denuncia.

Por otra parte, las mismas fuentes informaron de que en 2008, la Junta de Castilla y León llevó a cabo un total de 2.452 inspecciones relacionadas con el tabaco en la Comunidad. Así, indicaron que "se comprueba que el esfuerzo de control" del cumplimiento de la actual 'Ley de medidas sanitarias frente al tabaquismo y reguladora de la venta, el suministro, el consumo y la publicidad de los productos del tabaco', "se ha incrementado considerablemente en 2009".

De esas 2.452 inspecciones surgieron 66 expedientes que finalizaron en la tramitación de 47 sanciones.