Las Juntas de Guipúzcoa abandonan la sesión plenaria de Zestoa por los "insultos" de simpatizantes de izquierda abertzale

Actualizado 02/07/2009 15:56:25 CET

SAN SEBASTIÁN, 2 Jul. (EUROPA PRESS) -

Las Juntas Generales de Guipúzcoa tuvieron que abandonar hoy la sesión plenaria itinerante que celebraban en la localidad guipuzcoana de Zestoa, gobernada por el grupo mixto, antes ANV, ante los "insultos y desórdenes provocados" por ediles y simpatizantes de la izquierda abertzale.

Ante estos hechos la presidenta del Parlamento guipuzcoano, Rafaela Romero, advirtió a la alcaldesa de Zestoa, Alazne Olaizola (Grupo Mixto, antes ANV), que "no se puede jugar con las instituciones democráticas ni puede utilizar a la ciudadanía de Zestoa, a la que representa, para montar desórdenes públicos e insultar a los representantes legítimos de la sociedad guipuzcoana".

Además, instó a la izquierda abertzale a que "de una vez por todas" se "inserte en la sociedad civilizada y democrática", eligiendo "elegir entre violencia y política, porque ambas jamás serán compatibles".

Romero reunió a la Mesa y la Junta de Portavoces del Parlamento guipuzcoano después de que el portavoz del grupo juntero del PSE, Julio Astudillo, apelará a una cuestión de orden reglamentario cuando concejales y simpatizantes de la izquierda abertzale exhibieron pancartas a favor de ANV durante la sesión plenaria y tomaron la palabra en el atril de las Juntas, autorizados por la alcaldesa de la localidad.

Ante esta situación, Romero consideró que "ya está bien de jugar con las instituciones y de montar circos con la representación de la ciudadanía guipuzcoana", al tiempo que reprochó a la alcaldesa su "falta de lealtad constitucional, la falta de decoro y respeto a las instituciones democráticas".

Tras levantar la sesión plenaria la presidenta de la Juntas lamentó por "los ciudadanos de Zestoa, que sus representantes municipales les hayan privado con su actitud de la celebración del Pleno itinerante de Juntas".

Romero aseguró a la ciudadanía que la Cámara que preside "seguirá trabajando por Zestoa y Guipúzcoa", al tiempo que pidió a quienes "han mantenido silencio o pasividad ante ETA que hagan un plante democrático y se levanten frente a sus crímenes", porque "ya no hay excusas, ni margen comprensivo para la legitimación política de la violencia".

De esta forma en su discurso, tras tachar los crímenes de ETA de "violencia absurda", advirtió a la banda terrorista que "desde la política y las instituciones se verán obligados a elegir entre política y violencia, porque ambas son antagónicas e incompatibles".

Por su parte, la alcaldesa de Zestoa acusó a las Juntas de "falta de legitimidad" al no contar con representación de ANV tras la ilegalización de sus listas electorales en las elecciones forales guipuzcoanas por la "aplicación de la Ley de Partidos".

A ello, Romero respondió que los actuales grupos junteros son "los representantes legítimos de la ciudadanía guipuzcoana que desempeñan sus cargos con la voz y la palabra, sin violencia", al tiempo que reiteró que "no cabe legalidad sin legitimidad; ni hay legitimidad sin legalidad" y que "las sociedades civilizadas no se rigen por instintos, ni por impulsos sino por la ley, cuya legalidad y legitimidad garantizan los tribunales democráticos nacionales e internacionales".

Finalmente, Romero recordó a todas las víctimas de ETA en los últimos dos años, así como a Pablo Ibar, joven guipuzcoano condenado a pena de muerte en EE.UU. y cuyo padre es el ex pelotari de Zestoa, Cándido Ibar.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies