Juntas de Guipúzcoa muestran su desacuerdo con la "imposición" de la bandera española en la Diputación

Actualizado 14/12/2011 16:08:13 CET

SAN SEBASTIAN, 14 Dic. (EUROPA PRESS) -

Las Juntas de Guipúzcoa han aprobado, con los votos de Bildu, Aralar y PNV, una enmienda transaccionada entre estas dos últimas formaciones en la que muestran su desacuerdo con la "imposición" de la bandera española en la Diputación y proponen a ésta colocar, en la plaza Guipúzcoa de San Sebastián junto al Palacio foral, otra placa que refleje que la enseña española ondea en este edificio "en contra del sentimiento de la mayoría de los guipuzcoanos", después de que el Tribunal Supremo (TS) haya resuelto retirar la colocada en 2010.

La transaccional, a una propuesta inicial de Aralar, ha contado con el rechazo del PSE, mientras que el PP no ha participado ni en su debate, ni votación, al considerar que partía de un planteamiento "ilegal".

La iniciativa responde a la decisión del Tribunal Supremo (TS) que obliga a la Diputación a retirar la placa colocada en febrero del pasado año, en la que se recoge una declaración institucional, aprobada por el consejo foral de diputados, para denunciar que la bandera española es un símbolo "impuesto" al Gobierno foral, en ese momento liderado por el jeltzale Markel Olano.

En la propuesta aprobada, las Juntas dicen no estar de acuerdo con la "imposición" de la bandera española en la Diputación de Guipúzcoa, algo que "no responde al sentimiento de la mayoría de los guipuzcoanos", y solicita a la Diputación que así se lo haga saber al Gobierno central y al TS.

Además, emplaza a la Diputación a que contemple diversas iniciativas para mostrar su oposición contra la sentencia del TS, entre ellas, la colocación de un placa en la plaza Guipúzcoa, junto al Palacio foral, a favor de la libertad de expresión y que refleje que la bandea española luce en la institución foral en contra del "sentir mayoritario" de los guipuzcoanos.

La portavoz de Aralar en el Parlamento guipuzcoano, Rebeka Ubera, ha denunciado que con la bandera española "llevaron a cabo la guerra los militares alzados y fue impuesta por la dictadura franquista, por lo que trae malos recuerdos".

Además, ha asegurado que "la mayoría de Guipúzcoa no se siente identificada de ninguna manera con esa bandera". A su juicio, los que quieren ver la bandera española ondear en las instituciones vascas deben "convencernos de ello y no imponerla".

Ubera ha considerado "grave" que además de "imponer" la bandera española, se intente "eliminar todos los signos de la disidencia". "El Estado español parece que no ha entendido que sólo puede colocar la bandera en nuestras instituciones con la amenaza de la violencia, pero en nuestros corazones no hay margen para la imposición", ha aseverado.

El portavoz del grupo juntero del PNV, Markel Olano, ha mostrado su "cabreo" ante al actitud del TS, que ha hecho "un uso prepotente y desmedido de su poder". En este sentido, ha criticado que no se deje a la Diputación expresar su "malestar" ante la "imposición" de la bandera española.

A su juicio, la decisión del TS que obliga a retirar la placa colocada en la Diputación muestra lo "lejos que está de nuestra sociedad y su sensibilidad", lo que hace patente que "la sociedad vasca debería tener su propio sistema judicial". Olano ha explicado que su grupo ha propuesto la colocación de una nueva placa en la plaza Guipúzcoa como denuncia de esta "imposición".

La juntera de Bildu Idoia Ormazabal ha señalado que su grupo juntero no va a "meterse en polémicas estériles" en este tema, porque "la bandera española es un símbolo ajeno en Euskal Herria, impuesto" y "no se puede crear una mayoría virtual sobre la imposición a la minoría". En este sentido, ha destacado que "no nos van a despistar, Bildu ha venido para quedarse, el independentismo está más fuerte que nunca y extendido en todos lo ámbitos" y no les van a quitar de en medio con "cuatro símbolos impuestos".

El juntero del PP Iñigo Manrique ha señalado que es "manifiestamente ilegal" que se plantee no cumplir una decisión del TS, porque es obligado hacerlo, como se recoge en la Constitución y por ello se opuso en la Mesa de Juntas a la calificación de la propuesta presentada por Aralar, que ha dado lugar a la transaccional aprobada.

La juntera socialista Susana García Chueca ha indicado que "se puede protestar alto, muy alto" contra una sentencia judicial pero hay que cumplirla. Además, ha calificado de "irresponsabilidad" el "intento de sortear el obligado cumplimiento" de la resolución del TS que obligaba a colocar la bandera en la Diputación por parte del anterior Ejecutivo foral y se ha preguntado qué mensaje se está enviando a la ciudadanía así y cómo se le puede pedir luego que cumpla con las normas que emanan de las instituciones.

"Éste no es el juego, esto no es justo, rompe las garantías del Estado de derecho y democrático", ha sostenido, para, a continuación, cuestionarse si se resuelve algo con este debate con "la que está cayendo" sobre los guipuzcoanos en estos momentos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies