El jurado declara culpable de homicidio al acusado de matar a un joven británico en Benalmádena (Málaga)

Actualizado 18/09/2008 16:48:49 CET

MÁLAGA, 18 Sep. (EUROPA PRESS) -

Un jurado declaró hoy culpable de un delito de homicidio al joven acusado de apuñalar a un británico de 22 años en Benalmádena (Málaga) en marzo de 2006, según informaron a Europa Press fuentes judiciales, quienes apuntaron que la decisión fue tomada por unanimidad de los miembros del tribunal popular.

El juicio contra este joven comenzó el pasado lunes en la Audiencia Provincial de Málaga, y, aunque las acusaciones pública y popular y la defensa llegaron a un acuerdo, que se concretó en los informes finales en nueve años de prisión, el juicio se ha celebrado porque así lo obliga la legislación.

El acusado reconoció los hechos ante un jurado popular, aunque aseguró que no recuerda los detalles de lo ocurrido, ya que había consumido esa noche alcohol y drogas, sustancias, estas últimas, de las que era consumidor habitual desde los 13 años.

Los hechos sucedieron sobre las 03.00 horas del día 2 de marzo de 2006 cuando la víctima y otro británico, también de 22 años, transitaban por la avenida de las Palmeras de Benalmádena y, tras una disputa en la vía pública, fueron acometidos por un grupo de jóvenes, entre ellos el acusado y otros menores de edad o de identidades desconocidas.

El procesado afirmó que no podía precisar lo ocurrido "pero apuñalé a un inglés", reconoció. Esa noche, según relató, había consumido drogas y estaba acompañado por un amigo, su hermano, su hermana --ambos de unos 14 o 15 años-- y el novio de ésta, a quien echó de la casa "porque no me gustaba para ella", tras lo que sólo recuerda "a mi hermana llorando y a mi hermano gritando".

Respecto a su adicción, planteada por la defensa como atenuante, insistió en que era consumidor de distintos tipos de droga, como hachís, éxtasis, cocaína, LSD, MDA y otras, desde los 13 años, estando periódicamente en tratamiento para salir de esta adicción, aunque "en cuanto veo a alguien tomando drogas no puedo controlarme", apuntó.

Tras lo sucedido, "por un mal consejo, un poco asustado y por la droga", se fue a Holanda "para buscar tranquilidad y quitarme de aquí, pero fue peor, porque allí todo está más a mano", dijo. Fue detenido en el aeropuerto cuando regresaba "con la intención de dejar la droga", aunque negó que el pasaporte que llevara en ese momento fuera falso.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies