Justicia desconoce el destino que dará al ático en el que se instaló Bermejo en 2008 y si lo ocupará Caamaño

Actualizado 24/02/2009 19:51:22 CET

MADRID, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Justicia desconoce, por el momento, el destino que dará al ático en el que reside desde enero de 2008 el ex ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, tras invertir en este inmueble de titularidad pública cerca de 250.000 euros. El posible traslado del nuevo ministro, Francisco Caamaño, a estas dependencias podría depender de la opinión de los servicios de seguridad.

Fuentes del Ministerio de Justicia señalaron a Europa Press que Fernández Bermejo, fiscal del Tribunal Supremo en el momento de su nombramiento, se trasladó a este inmueble en enero de 2008, casi un año después de su nombramiento tras comprobarse que en su domicilio habitual no podían garantizarse las medidas de seguridad necesarias en función de su nuevo cargo.

En todo caso, el inmueble depende del Ministerio de Administraciones Públicas, no de Justicia, por lo que se desconoce si, en el caso de que Caamaño lo precise, el ático será puesto a su disposición. Desde que fue nombrado secretario de Estado de relaciones con las Cortes, el actual ministro ha vivido a caballo entre Madrid y Galicia, donde reside su familia.

Fuentes gubernamentales señalaron que aún es pronto para conocer el destino del ático y el domicilio del nuevo ministro, que tomó hoy posesión en Justicia tras prometer su cargo ante el Rey.

Un año después de que Fernández Bermejo fuera nombrado ministro de Justicia, en febrero de 2008, los medios de comunicación se hicieron eco de que el ministro había invertido 250.000 euros en reformar el ático de más de 200 metros cuadrados que se le había asignado por su cargo y que hasta julio de 2007 había ocupado la ex ministra de Vivienda María Antonia Trujillo.

Bermejo justificó entonces la inversión económica defendiendo que la casa se encontraba en malas condiciones y afectada por goteras. Añadió que el gasto se había destinado a "acondicionamiento de vivienda", "reforma de la terraza", "suministro de mobiliario de tapicerías varias", "mobiliario de cuarto de baño" y "suministro de jardineras y su posterior colocación".

Trujillo, por si parte, realizó unas manifestaciones públicas señalando que, en el momento en el que dejó el inmueble tras su salida del Ministerio de Vivienda, éste se encontraba en "perfectas condiciones".