Juzgado llama a declarar como testigos a contribuyentes víctimas del presunto fraude en la Hacienda de Irún

Actualizado 31/08/2007 19:06:28 CET

SAN SEBASTIAN, 31 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Juzgado de Instrucción número 2 de Irún ha citado a declarar, en calidad de testigos, a parte de los 33 contribuyentes que entregaron diversas cantidades al ex director de la Oficina de Hacienda foral de esa localidad, José María Bravo, para saldar su deuda fiscal, y de las que éste último presuntamente se apropió.

En una providencia, a la que tuvo acceso Europa Press, el Juzgado encargado de investigar el presunto fraude en la citada oficina tributaria cita a declarar el próximo 19 de septiembre, a partir de las diez y media de la mañana, a cinco de los contribuyentes, y a otros tantos el 1 de octubre. Asimismo, llama a declarar el día 3 de octubre a seis personas, tres en calidad en testigos y el resto como "perjudicadas".

Según el fiscal, Bravo presuntamente declaró insolventes a esos contribuyentes, en su mayoría pequeños empresarios, después de que abonaron parte de la cantidad que adeudaban a Hacienda, cantidades que presuntamente no ingresaron en la Hacienda foral.

Estas declaraciones vienen precedidas de las que prestaron en julio, como imputados, José María Bravo, principal acusado y el único que se encuentran encarcelado, su esposa, María Rosa Cobos, su socio Pedro María Atristaina y la funcionaria Pilar Gracenea.