Juzgan al empresario Enrique Tatay por librar pagarés falsificados con la ayuda de un director de banco

 

Juzgan al empresario Enrique Tatay por librar pagarés falsificados con la ayuda de un director de banco

Actualizado 07/02/2011 16:40:49 CET

VALENCIA, 7 Feb. (EUROPA PRESS) -

La sección cuarta de la Audiencia Provincial de Valencia juzga desde este lunes al empresario Enrique Tatay, expresidente de la Asociación de Jóvenes Empresarios Valencianos, por un delito de falsificación de documento mercantil y de estafa, ya que libró pagarés falsificados con la ayuda de un director de banco.

El empresario, que ya ha sido condenado anteriormente por un delito de estafa, por otro de falsificación de documentos oficiales y mercantiles, y uno más contra la Hacienda Pública, ha defendido en su declaración ante el tribunal que "todos" los pagarés que se emitieron y se intentaron cobrar antes de la fecha de vencimiento, "fueron pagados". Además, ha negado que amenazase a nadie para conformar tales pagarés. "Nunca he amenazado a nadie", ha dicho.

Sin embargo, según consta en el relato del ministerio público, el empresario, obrando de común acuerdo con otras tres personas --entre ellas, el director de un banco--, abrió un número de cuenta y puso en circulación diferentes pagarés a pesar de que no obedecían a ninguna operación.

En concreto, Tatay se puso de acuerdo con otro de los acusados, que en ese momento era administrador de una entidad, la cual había cesado su actividad en el año 1993, y abrieron un número de cuenta en la sucursal de la que era director otro de los acusados.

Tras ello, los tres expidieron tres pagarés por un importe de 15 millones de pesetas cada uno; y otro por importe de cinco millones, con fechas de vencimiento de 1 de octubre de 2001. Para darles una apariencia de solvencia y fiabilidad, el director de la entidad bancaria estampó el correspondiente conforme y confeccionó una carta refrendando el pago de los mismos.

El empresario se quedó con estos pagarés y cartas de conformidad y los endosó. Sobre ellos, se intentó la negociación en diversos ámbitos pero no se consiguió porque las peticiones fueron denegadas por el banco, según consta en el escrito fiscal.

De la misma manera, los tres acusados confeccionaron contra la misma cuenta de la entidad de uno de ellos, que no tenía actividad, otros pagarés --por importe de cinco y 10 millones de pesetas--, que Tatay endosó a otra persona el 27 de abril de 2001.

Posteriormente, Tatay y el director del banco contactaron con otro acusado, que era legal representante de otra entidad, y reiteraron la misma mecánica defraudatoria. En este caso se libraron seis pagarés por importe de 25 millones de pesetas con fecha de vencimiento del 1 de octubre. Estos pagarés también se entregaron al empresario para su negociación o descuento, con objeto de obtener de esta forma dinero en efectivo, "a sabiendas de que no obedecían a operación real alguna", según contempla el escrito del ministerio público.

Por estos hechos, el fiscal pide para Tatay y otros dos acusados --entre ellos, el director del banco-- una pena de cinco años de cárcel por un delito continuado de falsificación de documentos mercantiles como medio para cometer un delito continuado de estafa. Para el último acusado reclama una pena de dos años y medio de cárcel por el mismo delito pero en grado de tentativa. Además, para los tres primeros, les pide que indemnicen a los afectados con unos 51.000 euros.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies