Juzgan el martes a la novia del rapero yihadista al que se confundió con el verdugo del Estado Islámico

Publicado 10/06/2018 11:36:53CET

La Fiscalía pide siete años de prisión por colaboración con organización terrorista

MADRID, 10 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Sección Primera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional juzgará el próximo martes, 12 de junio, a una joven española de 25 años que quiso contraer matrimonio en Siria con un rapero británico que militaba en las filas del grupo terrorista Estado Islámico en Siria y al que se confundió con el verdugo Yihadi John.

El fiscal pide para la acusada, María de los Ángeles Cala Márquez, siete años de prisión y multa de 7.200 euros por el delito de colaboración con organización terrorista.

Según el escrito de acusación, el rapero británico de origen egipcio Abdel Majed Abdel Bary contactó en 2014 a través de las redes sociales con la joven, quien tomó la decisión de viajar a Siria para encontrarse con él y contraer matrimonio.

Abdel Majed Abdel Bary había llegado a Siria en 2013 y durante un tiempo se especuló con que podría ser Yihadi John, el verdugo del Estado Islámico más tarde identificado como Mohamed Emwazi y responsable de las decapitaciones de, entre otros, los periodistas James Foley, Kenji Goto y Steven Sotloff y los cooperantes David Haines y Alan Henning.

La acusada planeó entrar a Siria vía Turquía y, para hacerlo, contaba con la ayuda de Islam Said Narsheh, de 25 años y origen palestino, a quien conoció tambien en las redes sociales y también quería trasladarse a vivir a territorio conquistado por las tropas del Estado Islámico.

Una vez en Turquía, un tercer hombre, Abu Sara Ashami, les facilitaría un contacto que por un camino seguro y controlado por el grupo terrorista les haría llegar a su destino para que Islam Said Narsheh se uniera a la lucha armada y María de los Ángeles Cala contrajera matrimonio.

CAMBIO DE PLANES TRAS DESERTAR

Según explica el fiscal en su escrito, los planes de la acusada cambiaron cuando, tras perder contacto durante un tiempo con Abdel Majed Abdel Bary, éste le hizo saber que se había desplazado desde Siria hasta Turquía, desertando así de las filas del Estado Islámico.

La acusada decidió entonces ayudarle a regresar a territorio de la UE y, dado que él no podría hacerlo sirviéndose de su propia documentación porque se había emitido una orden de busca y captura, se hizo con un pasaporte español a nombre de un amigo suyo, totalmente ajeno a todo.

Es el pasaporte que María de los Ángeles Cala llevaba encima cuando fue detenida el 19 de octubre de 2015 en el aeropuerto de Barajas, donde pretendía coger un vuelo con destino a Estambul. En el momento del arresto se le incautaron dos teléfonos móviles.

Contador