Juzgan a seis personas en Málaga para las que piden 132 años por asaltar una casa y agredir a sus habitantes

Actualizado 13/10/2008 13:32:39 CET

MÁLAGA, 13 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Audiencia de Málaga tiene previsto juzgar mañana martes, día 14, a seis personas para las que la Fiscalía de Málaga solicita una pena total de 132 años de prisión por planear y perpetrar presuntamente el asalto a una casa de la capital malagueña para robar joyas y dinero, agrediendo a sus moradores, que se encontraban en ese momento dentro de la vivienda.

Los hechos sucedieron el 23 de abril de 2006. Según el escrito de conclusiones provisionales del fiscal, al que tuvo acceso Europa Press, los procesados planearon previamente el atraco al domicilio de una pareja de 64 y 72 años, al tener conocimiento de que guardaban joyas y una importante suma de dinero en una caja fuerte.

Hicieron vigilancias y acordaron el papel que tendría cada uno de los miembros del grupo, siendo dos de ellos, padre e hijo, los cabecillas. Así, éste último y otros dos acusados serían los autores materiales, otros dos ocultarían las armas empleadas y guardarían el botín hasta que pudiera venderse, mientras que el padre vendería o haría desaparecer las joyas.

Sobre las 11.30 horas del día fijado, tres acusados, dos hombres y una mujer, fueron a la casa con un cuchillo de grandes dimensiones y una pistola en buen estado de conservación. Los dos hombres se habían puesto guantes para no dejar huellas y, tras llamar a la puerta y abrirles el morador, entraron precipitadamente, golpeándole en la cabeza.

Según el fiscal, los dos hombres lo arrastraron hasta la habitación donde estaba la caja fuerte, le vendaron los ojos, le amordazaron y lo maniataron de pies y manos, agrediéndole con patadas y golpes, llegando a clavarle el cuchillo en el glúteo, mientras le decían que le iban a cortar la oreja para amedrentarle y que les diera las llaves de la caja fuerte.

Mientras, la tercera acusada llevó a la mujer al salón y la maniató también, poniendo una cinta adhesiva en la boca para que no gritara. Uno de los asaltantes le puso un cuchillo en la cara y le dijo que si no les entregaba las llaves le iban a cortar "un dedito" y a su marido la mano, llegando a darle una bofetada, un puñetazo en la cabeza y una patada en las nalgas.

Como consecuencia, el hombre resultó lesionado y la mujer sufrió un síndrome de ansiedad aguda, quedándole como secuela un síndrome depresivo reactivo leve. La primera detención se produjo tres días más tarde cuando el acusado salía de la vivienda de otros dos, ubicada en Chilches, en la localidad malagueña de Vélez-Málaga, con una bolsa donde llevaba parte de las joyas.

Así, la Fiscalía acusa a cada miembro del grupo de un delito de robo con violencia en concurso con uno de allanamiento de morada, por el que pide cinco años de prisión para cada uno; dos de detención ilegal, pidiendo también cinco años por cada uno; otro de tenencia ilícita de armas, por el que solicita dos años de cárcel, y un último de lesiones, solicitando por éste cinco años.

Además, pide 360 euros por una falta de lesiones y una indemnización de 7.632 euros por los días de tratamiento de ambos y 4.200 euros por las secuelas. El fiscal estima, además, que concurre la agravante de abuso de superioridad en todos los acusados. El juicio está fijado en la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Málaga.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies