Lerma cree que se quiere llevar la inmigración a la Conferencia de Presidentes por electoralismo, no por lograr acuerdos

Actualizado 05/11/2006 13:21:09 CET

El portavoz del PSOE dice que la ponencia para la reforma del Senado puede arrancar en febrero y que De la Vega "tanteará" a los grupos Asegura que el PP "juega al aislamiento" en esta legislatura, lo que favorece al PSOE y le permite legislar "sin excesivas dificultades"

MADRID, 5 Nov. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del PSOE en el Senado, Joan Lerma, cree que cuando se propone que la próxima Conferencia de Presidentes trate sobre la inmigración o la política de reparto del agua "no es para llegar a acuerdos, sino para instrumentalizar estos temas electoralmente y ambas cuestiones deben quedar al margen de la confrontación electoral".

En una entrevista concedida a Europa Press, Lerma se pronuncia sobre los asuntos que a su juicio debe tratar la próxima Conferencia, anunciada para el mes de diciembre por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

A su juicio, los presidentes autonómicos y el jefe del Ejecutivo deben tratar sobre los temas anunciados por el propio Rodríguez Zapatero ante el Senado, "cómo implicar a las Comunidades Autónomas en el programa nacional de reformas para abordar el futuro con tranquilidad, los acuerdos de Lisboa", resume Lerma.

Para el dirigente socialista, no es conveniente que en este foro se aborde la inmigración ni la política sobre el agua, como proponen algunas comunidades del PP, pero también Castilla-La Mancha (PSOE) y Canarias (CC). Joan Lerma cree que estos dos asuntos están ya tratados y cuentan con "planes en marcha".

EL GOBIERNO "TANTEARÁ" LA REFORMA DEL SENADO

Joan Lerma explica también que el Gobierno mantiene el compromiso de "tantear" antes de fin de año a los grupos del Senado sobre la reforma de esta Cámara y que, si los partidos se muestran a favor, la ponencia en la que se va a estudiar la cuestión puede empezar a trabajar en febrero.

El portavoz asegura que será la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, la que sondeará la disposición de los grupos parlamentarios a modificar el Senado, uno de los cuatro aspectos que componen las reformas constitucionales que prevé el Gobierno (junto a la sucesión a la Corona, la denominación de las CCAA y las referencias a la Unión Europea).

"El compromiso del presidente del Gobierno es un tanteo a lo largo de este mes precisamente, cuando se acabara la confrontación catalana. Es el compromiso que tenemos y que podría hacer efectiva la reforma, da tiempo suficiente hasta final de la legislatura", explica Joan Lerma.

Para la reforma constitucional, Joan Lerma recuerda que es "necesario y, además, conveniente" la participación del PP, que a su juicio no aclara su posición al respecto "porque no quieren exponerse públicamente". Si el Gobierno lleva a cabo las consultas comprometidas, Lerma concluye que los 'populares' tendrán que responder.

"No cabe duda de que este es el momento. Si a lo largo del próximo periodo de sesiones no se ha empezado a trabajar en esta cuestión, obviamente la reforma ya es muy difícil que salga. Creo que estamos en plazo, si el PP está dispuesto a entrar", manifiesta.

"NECESIDAD EVIDENTE"

El dirigente socialista reitera que la reforma de la Cámara es necesaria porque no representa el modelo diseñado en la Constitución, pero añade que los acontecimientos la hacen "más evidente".

"Cuando en las reformas de los estatutos se denuncia una cierta descoordinación, se hace más evidente la necesidad de territorializar la Cámara. También en el resto de políticas las Comunidades deben estar coordinadas, pero en un nivel horizontal. El Gobierno no les puede decir qué tienen que hacer con sus competencias. En la gestión cotidiana también hace falta coordinación y eso lo tiene que hacer el Senado", defiende.

La citada ponencia está prevista desde el año pasado en el seno de la Comisión General de Comunidades Autónomas y su creación es fruto de las resoluciones presentadas por los grupos tras el debate sobre el estado de las Autonomías. Su composición está pendiente desde noviembre, hace justo un año.

El trabajo de los senadores partirá de los propios informes ya elaborados en el Senado sobre cómo reformar la institución y del estudio elaborado por el Consejo de Estado a instancias del Gobierno. "Con lo que ya tenemos hecho, si hay voluntad de reforma, ponernos de acuerdo en el resultado sería una cuestión relativamente rápida", asegura el portavoz socialista.

Si Joan Lerma cree "conveniente" el acuerdo con el PP sobre la reforma constitucional, también defiende la implicación de los partidos nacionalistas. "No soy nada partidario de excluirlos si tienen una representación. Al revés, soy partidario de implicarlos en la gestión al máximo. Y no sería difícil incluirlos en una propuesta de reforma del Senado", agrega.

AGILIZAR EL DEBATE SOBRE EL ESTADO DE LAS AUTONOMÍAS

El foro del que sí es responsable el Senado es el debate sobre el estado de las Autonomías. Joan Lerma explica que los grupos se han planteado cómo agilizar las sesiones, en las que intervienen y se replican los 17 presidentes autonómicos, los de las dos ciudades autónomas y el presidente del Gobierno, además de éste, a su vez, con los grupos parlamentarios.

El próximo debate tendrá lugar el año que viene, después de las elecciones autonómicas y municipales. Según el portavoz socialista, es "prematuro" hacer propuestas sobre el formato del debate porque tendrá que ser acordado con los dirigentes elegidos el año que viene.

En cualquier caso, Joan Lerma entiende que "sería conveniente" acotar los temas de discusión, "que cada presidente no cuente la historia de su Comunidad de nuevo, aunque lo dudo, una vez elegidos nuevos presidentes el año que viene". "No estoy con ello acusando a nadie --aclara el portavoz--. Simplemente es que se repasa la historia cada vez".

También apunta como posibilidad para agilizar las sesiones que se separe la discusión de los presidentes autonómicos y el presidente del Gobierno, de la de los portavoces del Senado y el jefe del Ejecutivo.

AISLAMIENTO DEL PP

El portavoz del PSOE reflexiona también sobre el equilibrio de fuerzas en el Senado, donde el PP se encuentra a cinco escaños de la mayoría absoluta. Para Joan Lerma, sin embargo, en esta legislatura el principal grupo de la oposición "ha jugado al aislamiento y quizá por ello no ha habido excesivas dificultades para llevar adelante los proyectos".

"Desde el punto de vista político me gustaría que en el futuro no fuera así, que el PP no jugara al aislamiento, aunque nos favorece", agrega.

También señala Lerma que la actitud de este partido en el Senado no es la misma que en el Congreso. "Los señores Acebes y Zaplana, por ejemplo, son la expresión máxima de la radicalidad de las posiciones del PP. En el caso del señor García-Escudero, siempre ha mantenido una posición de más moderación y educada", asegura.

En este contexto, Lerma explica la intervención sobre el proceso de paz del portavoz 'popular' en el último pleno al que asistió el presidente del Gobierno, en la que García-Escudero señaló que ETA asesinaba a Joseba Pagazaurtundua, jefe de la Policía Local de Andoáin, mientras el PSE mantenía contactos con Batasuna.

"Si hizo esa intervención, que creo que él mismo se arrepiente de haber hecho, responde a un posicionamiento del PP, no a un tema personal. Deberían hacer un esfuerzo, nosotros lo haremos también, para sentirse integrados en este proceso", concluyó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies