Líbano- PSOE cree una "falta de respeto" que PP lo utilice "políticamente" y dice que "nada tiene que ver con Irak"

Actualizado 26/06/2007 21:04:39 CET

MADRID, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del Grupo Socialista, Diego López Garrido, aseguró hoy que es una "falta de respeto" que el día de los funerales de los seis militares muertos en atentado en Líbano, el PP use "políticamente" la participación española en la misión.

En rueda de prensa tras la Junta de Portavoces, López Garrido acusó al portavoz 'popular', Eduardo Zaplana, de "reabrir el debate sobre Irak" comparándolo con la situación de Líbano y también criticó que el presidente del PP, Mariano Rajoy, compare "situaciones de guerra con misiones de mantenimiento de paz".

Así, sostuvo que el día de las exequias es para expresar una "enorme respeto" a la misión de los soldados, de "paz" y por la "que murieron". López Garrido respondió a las manifestaciones de Zaplana asegurando que "nada tiene que ver" la citada operación con Irak, que fue "un país invadido" en el que no había "guerra" mientras que en Líbano se produjo una contienda "civil" y después se fue a "pacificar".

Añadió que en el primer caso se fue en "contra" de la opinión de la ONU mientras que en el segundo, la misión se envió a petición de las partes y bajo mandato de Naciones Unidas. También señaló que el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero no ha enviado más militares al extranjero de lo que lo hizo el gobierno de José María Aznar, que en 2003 contó con hasta "3.300 efectivos" mientras que en esta legislatura no se ha pasado de los 3.000.

IRAK: "TODO MENOS LA VERDAD".

A ello sumó el hecho de que en ésta siempre han ido "bajo mandato de la ONU, que nunca hace la guerra y siempre está en misiones de pacificación". También avisó a Zaplana de que los dirigentes del PP son los menos "indicados" para dar "lecciones de información a los españoles" porque con motivo de la guerra de Irak se dijo "todo menos la verdad". "Las situaciones son completamente distintas", resumió.

En cuanto al hecho de que a los fallecidos se les haya concedido la cruz al mérito militar con distintivo amarillo, López Garrido se remitió al criterio del Estado Mayor de la Defensa y apuntó que se ha seguido "las mismas pautas que en ocasiones anteriores" en "aplicación de la legalidad" y señaló que no hay "discrecionalidad en ese sentido".

Manifestó su respeto por la decisión del juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska de investigar el atentado y prohibir la incineración de los cadáveres. "Ha entendido que las leyes le obligan a hacer esto y en otras ocasiones ha sucedido algo parecido en atentados terroristas de naturaleza similar", opinó.

GOBIERNO, MUY BIEN REPRESENTADO.

López Garrido también señaló, en cuanto al hecho de que comparezca ante la Cámara el ministro de Defensa, José Antonio Alonso, y no el presidente, que el Gobierno está "muy bien representado" por el titular de ese departamento, por ser quien "conduce de forma directa" las citadas operaciones.

Respecto a una eventual visita del presidente del Gobierno a las tropas españolas destacadas en este país, López Garrido aseveró que es decisión de Zapatero y que el Gobierno y el jefe del Ejecutivo siempre ha manifestado su respaldo a estas misiones.

Por último y sobre si es necesario incrementar el presupuesto de Defensa, se limitó a indicar que el Ejecutivo tendrá que evaluar si es o no necesario hacerlo con el máximo rigor. Tampoco vio necesario sobrepasar el límite de 3.000 efectivos desplegados en el exterior.