Libia.- Los medios españoles continúan realizando sus misiones sin detectar ningún avión o buque hostil

El General Domínguez Buj Muestra Una Inspección A Un Buque Sospechoso En Libia
EUROPA PRESS
Actualizado 28/04/2011 15:43:14 CET

MADRID, 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

Los aviones y buques españoles que participan en la operación 'Protector Unificado' de la OTAN en Libia continúan realizando las labores que tienen asignadas en la zona de exclusión aérea y el embargo naval de armas, sin que hasta el momento hayan detectado durante sus misiones ningún elemento hostil contra el que actuar.

Así lo ha explicado en rueda de prensa en el Estado Mayor de la Defensa el jefe del Mando de Operaciones, teniente general Jaime Domínguez Buj, que ha señalado que aunque no ha habido que actuar ante elementos enemigos, los medios españoles que participan en el embargo sí han establecido contacto con naves sospechosas, que se demostraron no hostiles, en algunos casos tras la realización de inspecciones que destacan por su "complejidad y dificultad".

En concreto, Domínguez Buj ha explicado el procedimiento en una inspección realizada a un carguero con pabellón de Honk Kong, detectado por la 'Méndez Núñez' sobre las 3.00 horas de la madrugada del pasado 17 de abril, al que se decidió inspeccionar, por decisión del Mando de Operaciones de la fuerza.

Para ello, la fragata se aproximó al carguero, solicitándole permanecer en un determinada rumbo y velocidad y adoptando el zafarrancho de combate para operaciones de intervención. En primer lugar, se lanzó un helicóptero para proporcionar cobertura al registro y, después, el equipo de seguridad, formado por infantes de marina, subió a bordo del carguero, para asegurar el buque.

Una vez toda la tripulación es controlada en cubierta, subió otro equipo encargado ya de la vigilancia y registro de todos los compartimentos dedicados a la tripulación, las bodegas y cualquier lugar sospechoso de poder portar armas u otro material ilegal. Finalmente, no se detectó ninguna carga ilegal en el buque, que, en cambio, llevaba 3.500 toneladas de arroz con destino a Misrata.

ONCE HORAS DE INSPECCIÓN

El general Domínguez Buj ha destacado que toda esta secuencia de actividades, hasta que el buque es declarado "limpio" y recibe la autorización para continuar su trayectoria, "en realidad duró once horas".

En concreto, el general ha indicado que la fragata ha realizado hasta la fecha 37 contactos con buques sospechosos y siete inspecciones, todas ellas consentidas, lo que "da idea de la intensa actividad" de la fragata. Además, el avión de vigilancia marítima español que participa en el embargo ha realizado 16 misiones, con un total de 96 horas de vuelo en los que entabló 54 contactos.

Igualmente, el submarino 'Tramontana' ha continuado con sus labores, en espera de ser relevado en los "próximos días" por el 'Mistral', que ya se encuentra rumbo al teatro de operaciones. El general ha explicado que la vuelta a España del primer sumergible se debe a un "relevo previsto por mantenimiento" que ya se conocía cuando partió a la zona.

Domínguez Buj ha asegurado que este cambio no se debe a ninguna avería en el 'Tramontana' y ha explicado que, en cualquier caso, la cercanía del lugar donde operan los medios españoles a territorio nacional hace "muy fácil" su relevo, ya sea por problemas mecánicos o por la necesidad de relevos periódicos.

Por lo que se refiere a la zona de exclusión aérea, ha destacado la incorporación de un nuevo avión de reabastecimiento, un C-130 Hércules, que se suma al B-707 desplegado desde el primer momento, y que ya ha hecho cuatro misiones, con 22 horas de vuelo y 20.500 litros de combustible suministrados, que se suman a las 33 misiones realizadas hasta ahora por el Boeing, con 178 horas de vuelo y 650.000 litros de combustible entregados.

Por su parte los cuatro aviones de combate F-18, que realizan misiones de patrulla en el marco de la zona de exclusión aérea, han hecho hasta la fecha 54 misiones, con 102 salidas y 413 horas de vuelo, "sin haberse visto obligadas hasta el momento contra ningún avión no autorizado".

El general ha detallado después que "es difícil" que sean los cazas españoles los que detecten el despegue de aviones hostiles, porque es el sistema de sensores desplegados, entre ellos los aviones AWACS de la OTAN, el que percibe los "movimientos en el espacio aéreo" y ordenan en su caso a los F-18 dirigirse a alguna posición en concreto, algo que no se ha producido.

FACILITANDO YA LA AYUDA HUMANITARIA

Por otra parte, el general ha explicado que todavía no se ha activado la misión de ayuda humanitaria que estudia la Unión Europea, y para la que la ministra de Defensa, Carme Chacón, previó la participación española en el caso de que la ONU lo solicite.

No obstante, ha explicado que los buques y aviones de la alianza ya están "colaborando en proteger la entrada, no sólo por vía marítima, también aérea, de aviones y barcos que llevan ayuda humanitaria". Estas tareas se llevan a cabo sin "escoltarlos", sino con su mera presencia y el control sobre el mar, que permite "facilitar la llegada de ayuda humanitaria" que, ya "se está haciendo".