Lissavetzky respeta las exenciones del IBI derivadas de acuerdos pero pide una compensación como "canon de capitalidad"

Jaime Lissavetzk
EUROPA PRESS
Actualizado 18/05/2012 16:58:47 CET

MADRID, 18 May. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del Grupo Socialista en el Ayuntamiento de Madrid, Jaime Lissavetzky, ha manifestado este viernes que respeta las exenciones fiscales para el Impuesto de Bienes e Inmuebles derivadas de distintos acuerdos, como el mantenido con la Iglesia católica, pero ha pedido una compensación como "canon de capitalidad".

"Madrid es la capital de España y tenemos una Ley de Capitalidad. Si esas instituciones no pagan porque el Gobierno de España o de la Comunidad de Madrid deciden que no paguen dentro de los límites legales, sí que pedimos una compensación para los madrileños, que se están viendo perjudicados totalmente por el incremento enorme de los impuestos", ha declarado.

El cálculo de lo que deja de percibir la Administración local por las exenciones a este tributo que se extienden a ciertas dependencias de la Comunidad de Madrid, la Administración central, fundaciones, embajadas o instituciones religiosas, según ha apuntado Lissavetzky, suponen cerca de cien millones de euros.

De ellos, cinco millones aproximadamente corresponderían a la Iglesia Católica, a la que Lissavetzky haría cobrar el IBI en el caso de ser alcalde "si el Estado lo permitiese". "A la Iglesia Católica, y al resto de confesiones. Aquí no tiene que estar exento nadie que reciba servicios públicos de pagar esos servicios públicos", ha aseverado, al tiempo que explicaba que no se trataba de "ninguna posición 'antinada'".

El portavoz socialista en el Ayuntamiento ha realizado estas declaraciones después de que este jueves el vicealcalde de Madrid, Miguel Ángel Villanueva, trasladara que el Gobierno municipal no cobraría este tributo a la Iglesia aunque pudiera.

Por su parte, Lissavetzky ha apuntado que desde su grupo municipal no tienen "ningún inconveniente" en que desparezcan estas exenciones "si se salvan los obstáculos legales", así como el resto de servicios "que se les prestan", y que en el caso de no ser así, que se establezca una compensación.

"Es un orgullo ser capital de España, pero por eso tenemos una Ley de Capitalidad. Esa es la postura clara y nítida", ha apostillado, para aseverar que no existe "ningún tabú": "Sea la Iglesia Católica o la Embajada estadounidense en Madrid", ha dicho.

Asimismo, ha criticado que la mencionada Ley de capitalidad no se haya desarrollado, y que desde el Gobierno municipal se haya pasado de "esa reivindicación desmesurada, a voz en grito y en la calle del anterior alcalde (Alberto Ruiz) Gallardón a esta sumisión de la alcaldesa Ana Botella".

En este sentido, ha considerado respecto a la actual regidora madrileña que "lo mejor que puede hacer es ir a verle a Génova y nunca a Moncloa". "Si va como militante, 'chapeau'", ha apostillado.