Llamazares aboga en un manifiesto por la refundación de IU y reconoce que la coalición "conoce mal" la sociedad española

 

Llamazares aboga en un manifiesto por la refundación de IU y reconoce que la coalición "conoce mal" la sociedad española

Actualizado 20/05/2008 15:16:17 CET

Rosa Aguilar, Javier Madrazo, Inés Sabanés, Montserrat Muñoz, Fausto Fernández y Luis García Montero son algunos de los firmantes

MADRID, 20 May. (EUROPA PRESS) -

El coordinador general de Izquierda Unida (IU), Gaspar Llamazares, es el promotor del manifiesto 'Por un proceso constituyente para una IU abierta', en el que se apuesta por la "refundación" de la organización y se reconoce que ésta "conoce mal a la sociedad española y sus demandas".

El documento, al que tuvo acceso Europa Press, subraya que IU "tiene la necesidad de dar por cerrado el ciclo político que inició con su propia acta fundacional en 1986, e iniciar otro proceso de convergencia política y social que culmine con su propia refundación".

Se trata, para los firmantes, de un proceso constituyente que debe permitir a la coalición "reencontrarse con su base social, ampliarla, encontrarse con otras expresiones de la izquierda alternativa y, en ese proceso, construir una nueva cultura política organizativa". Reclaman, además, que "no se trata de partir de cero", y reivindican "con orgullo el papel que IU ha jugado y sigue jugando en la política española".

"Debemos construir una formación política plenamente autónoma, con una propuesta, un discurso y un perfil propios. Una organización que entienda, además, que nuestro espacio no es simplemente la corrección por la izquierda de la socialdemocracia o un espacio equidistante entre el PP y el PSOE. IU no representa hoy en exclusiva el espacio de la transformación, y para la nueva IU hace falta mucha gente y no debiera sobrar nadie", plantea.

FIRMANTES

Entre los firmantes del texto se encuentran el propio Llamazares, Rosa Aguilar, Montserrat Muñoz, Inés Sabanés, Fausto Fernández, Luis García Montero, Félix Taberna, Javier Alcázar y otra treintena de dirigentes federales y autonómicos de IU.

Este manifiesto es el tercero que aparece en los últimos meses, después del elaborado por el ex coordinador Julio Anguita (que representa las tesis del PCE para el futuro de IU) y del que representa a una tercera opción de dirigentes ahora más alejados de Llamazares que hace unos meses, entre los que destaca el coordinador de la Comisión Unitaria de IU, Joan Josep Nuet.

El manifiesto comienza con la asunción de la situación actual de IU a partir del "pésimo" resultado electoral, el cual exige una "reflexión profunda". "Estamos convencidos de que las razones de nuestro fracaso son profundas pero creemos también que hay razones de etapa política en un nuevo contexto social y político", plantea.

Entre estas razones destacan la dinámica bipartidista y la tendencia al voto útil, que han convertido un "mal resultado en un desastre sin paliativos". Otros motivos son la "atonía" de la movilización social de izquierdas, así como factores internos como la "falta de tensión organizativa" o los propios conflictos dentro de IU.

RECONSTRUCCIÓN DEL ESPACIO POLÍTICO

Para reconstruir su espacio político, el sector 'llamazarista' propone "ser radical e ir a la raíz de las cosas". "Hemos de reconocer que conocemos mal nuestra sociedad y sus demandas, y que no hemos sacado conclusiones adecuadas de los cambios estructurales ocurridos en España en los últimos diez años", constata el texto.

Asimismo, reconoce que IU no conoce "bien" al país, que los sujetos sociales respecto a los cuales se ha referenciado han cambiado, y que la socialización de las nuevas generaciones "se produce en un espacio despolitizado y privatizado". También reconoce que IU ha sido "excesivamente temerosa" a la hora de hacer el esfuerzo de cambio y modernización que "exigían las condiciones que sí" conocían.

Por eso los firmantes aseguran que la renovación generacional y la feminización de su política "no eran cuestiones menores y el resultado es que los jóvenes y las mujeres" han dejado de percibirles "como una fuerza joven y de cambio". En tercer lugar, apunta que este período de diez años ha mostrado las "dificultades de la movilización social de la izquierda y su articulación política".

Las relaciones con el PSOE también tienen cabida en el manifiesto, y así se reconoce que IU "arrastra un problema" con esta asunto. "Una parte de la organización es incapaz de sustraerse a ubicarse políticamente y reconocerse identitariamente sólo en relación con los movimientos, cambios y propuestas del PSOE. Esta lógica de subordinación ha producido graves problemas de posicionamiento", recalca.

Sin embargo, los 'llamazaristas' aseguran que "no es un problema de perfil, sino de identidad", y piensan que IU "arrastra un problema de identidad, de poder ser explicado en términos de lo que IU es". Además, afirman que "no hay ninguna duda de que IU está situada a la izquierda política y claramente a la izquierda del PSOE".

También reconoce el manifiesto que la coalición "no ha sabido construir" una agenda propia y, probablemente, prosigue, se ha "insertado deficientemente en la agenda que otros construían". Así, por ejemplo, indica que a IU le ha "faltado seguridad" para articular un discurso con capacidad de "ubicarse en el espacio entre la confrontación de diferentes nacionalismos".

En lo que tiene que ver con la gestión de la pluralidad en IU, se habla de un "asunto enormemente complejo y difícil". Para los firmantes, la "percepción de una bronca inacabable en IU" les ha "perjudicado seriamente", y destacan que "resulta carente de crédito una organización que sólo transmite tensiones internas, donde una parte presupone en los otros la traición y alienta comportamientos desleales".

SOLUCIONES

Por otro lado, apunta que la izquierda alternativa "ha de ser necesaria e inequívocamente roja, verde, feminista, pacifista, federal, internacionalista y republicana". "La solución a nuestros problemas vendrá de una reflexión en positivo que coloque la política en mayúsculas en el primer plano, de un giro hacia la política y hacia la gente, de hacernos cómplices de y útiles para aquellos sectores sociales a los que decimos querer representar", destaca.

Finalmente, asegura que la solución a la situación actual de IU está en volver a hacerse "útiles políticamente hablando, volver a recuperar la confianza de los sectores sociales y electorales que en diferentes momentos han confiado" en ellos.

En definitiva, plantea que "defender los valores y principios fundacionales de IU con eficacia y posibilidades de éxito requiere una visión crítica y a fondo" de su propuesta política, de su discurso, de su agenda de prioridades, de su manera de organizarse y de su manera de relacionarse con la sociedad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies