Llamazares dice a Basagoiti que está "muy orgulloso" de estar junto a los jueces del TS que no apoyaron ilegalizar Sortu

Actualizado 28/04/2011 23:10:53 CET

El líder del PP vasco advirtió que si se hiciese caso "a profetas" como el diputado de IU, "ETA seguiría hoy asesinando a uno cada mes"

MADRID, 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

El portavoz parlamentario de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, ha defendido este jueves la inscripción de Sortu en el registro de partidos y ha respondido al líder del PP vasco, Antonio Basagoiti, que él está "muy orgulloso" de pertenecer a gente como los siete magistrados del Tribunal Supremo que rechazaron la "ilegalización preventiva de partidos".

El diputado de IU respondía así a unas declaraciones del presidente de los populares vascos en las que este miércoles reprochó que si los partidos "hubieran hecho caso" a "profetas tipo Llamazares" no se hubiera firmado la Ley de Partidos, "ETA seguiría hoy asesinado a uno cada mes" y "todos los batasunos" estarían "dando vueltas por los Ayuntamientos con los bolsillos llenos".

En un tono irónico, el diputado de la coalición ha admitido "no tener la experiencia y tradición" de Basagoiti y "de un sector importante de dirigentes del PP, afortunadamente no todos y cada vez menos, para ilegalizar partidos o mantenerlos en la clandestinidad durante décadas de dictadura".

"Como yo sí sé de lo que hablo y tal vez él sea muy joven --ha argumentado--, no tiene más que preguntar a alguno de los que de verdad mandan en su partido como Aznar o Mayor Oreja para que completen su formación".

Esos mismos dirigentes, le ha recordado, "le pueden dar alguna lección rápida del respeto y la prudencia con los que IU siguió la negociaciones del Gobierno de Aznar con ETA en la tregua del 98, las mismas que luego repetimos con las seguidas por el Gobierno de Rodríguez Zapatero la pasada legislatura".

"Estas son algunas de las cosas que le faltarían por aprender antes de ser tan atrevido para tratar de dar lecciones de democracia u otorgar títulos de 'demócratas de primera, de segunda o de tercera'", ha enfatizado.

En esta misma línea, ha remarcado que la diferencia entre él y Basagoiti es que, "además de leer", él sí cree en la política y en la negociación democrática como forma de solucionar los problemas para siempre.

"En Izquierda Unida no nos hace falta inventarnos enemigos a diario para justificar las lagunas democráticas o la carencia de propuestas programáticas en materia social, económica o de vertebración del Estado que otros sufren", ha concluido.