Llamazares dice que IU "ya no forma parte de la relación preferente" del Gobierno y anima a buscar un espacio propio

Actualizado 16/12/2006 12:58:00 CET

MADRID, 16 Dic. (EUROPA PRESS) -

El coordinador general de Izquierda Unida (IU), Gaspar Llamazares, afirmó hoy que la coalición "ya no forma parte de la relación preferente" con el Gobierno. Durante su intervención de apertura del Consejo Político Federal de IU, avanzó su intención de situarse "claramente" en un relación "exigente y alternativa" respecto al Gobierno, al tiempo que apostó por la articulación de un "bloque de izquierdas" que represente a esa parte de la izquierda que no se siente representada o está integrada en organizaciones minoritarias.

En este sentido, destacó que IU quiere representar el espacio "transformador y alternativo", de modo que la articulación de ese espacio permita una alternativa de izquierdas que mejore "sustancialmente la participación ciudadana frente a gobiernos que expulsan a los ciudadanos de la gestión, que defienda los servicios públicos frente a la especulación privatizadora, y que se muestre en favor de la sostenibilidad y del medio ambiente".

Llamazares, quien apuntó que el ADN de la organización es "rojo, verde y violeta", abogó por una IU con capacidad de influencia y decisión, interlocutora dentro de la situación política actual, que protagonice una oposición "alternativa y exigente, influyente también", con agenda propia.

Además, recalcó que la organización quiere garantizar la prevalencia de políticas de izquierdas en el ámbito municipal y autonómico, algo para lo que es "fundamental que IU presente candidaturas plurales, representativas y abiertas", al tiempo que puso como ejemplo de gestión a lo hecho por el partido en Seseña (Toledo).

El coordinador de IU resaltó que el Gobierno socialista "gira claramente" a la derecha, tal y como se puede apreciar tanto en sus acuerdos con la jerarquía eclesiástica, tanto en financiación como en materia educativa, como en el debate de la Ley de Memoria Histórica, que se sitúa en la "equidistancia, cuando la mayoría de la ciudadanía lo que quiere es la justicia para los que hicieron la lucha por la democracia y la libertad del país".

Asimismo, criticó la política económica del Gobierno, "alejada de los postulados de la izquierda y neoliberal", y también la política exterior. Según dijo, el Ejecutivo se ha alejado de la política exterior "de los valores" del inicio de la legislatura, para situarse en una "subordinación de la política de los valores a la de los intereses".

En este sentido, planteó que la campaña electoral de las próximas elecciones municipales y autonómicas ya prácticamente ha comenzado. Avisó de que el PP utilizará la cuestión antiterrorista como uno de sus principales temas, mientras que el PSOE las planteará en clave estatal, usando su "poder de Gobierno para galvanizar a la izquierda".

Ante este panorama, abogó por una IU basada en el pluralismo y el acuerdo, la apertura y la articulación del espacio social y político que quiere representar.

Insistió, por tanto, en la necesidad de articular la izquierda transformadora y alternativa, "a la izquierda del PSOE", dentro del proceso de "revitalización" de la coalición. "IU debe tener un clima optimista ante las próximas elecciones municipales, porque puede ser una alternativa y puede revitalizar este proyecto plural, en el que las decisiones se tomen con máximo nivel de acuerdo y respeto a los procedimientos democráticos".

COMPROMISO CON PROCESO DE PAZ

Respecto al proceso de paz, insistió en que IU está comprometida con él, si bien reconoció la existencia de "negros nubarrones". A pesar de ellos, apuntó la necesidad de abandonar la "vía muerta" para optar por la "vía viva, útil", para relanzar el proceso mediante la distensión y el diálogo.

"Queremos hacer un llamamiento al mundo abertzale para que se desmarque definitivamente de la violencia de ETA y se comprometa definitivamente con la paz. Queremos comprometer también desde las instituciones en las que estamos presentes una iniciativa en favor de la paz basada en la distensión y el diálogo, modificando leyes de excepción y medidas penitenciarias para favorecer la confianza", explicó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies