Llamazares no descarta más inciativas sobre Memoria Histórica en la próxima legislatura, incluso aprobando ahora la ley

Actualizado 31/08/2007 14:39:02 CET

Emplaza al PSOE a arrancar este mes la tramitación parlamentaria y a no aceptar la pretensión de condenar los abusos del bando republicano

MADRID, 31 Ago. (EUROPA PRESS) -

El coordinador general de IU, Gaspar Llamazares, no descarta que, aunque ahora se logre aprobar la Ley de la Memoria Histórica, se presenten nuevas iniciativas sobre el mismo asunto en la próxima legislatura, ya que considera que "son temas que no se cancelan nunca". "En el propio Congreso no está el presidente Azaña, no hay nada que lo represente, y su tumba está totalmente descuidada", criticó, a modo de ejemplo.

En una entrevista concedida a Europa Press, el dirigente de izquierdas explicó que España "queda como una situación excepcional que no de debería continuar" en comparación con otros países, como Alemania o Argentina, dijo, donde se suceden las iniciativas de este tipo. La aprobación de la Ley de la Memoria Histórica significa para su formación "memoria, por una parte, y justicia, por otra" y es a su juicio el paso más importante que se puede dar, pero le seguirán otros.

UNA LEY SIN EQUIDISTANCIAS.

Llamazares emplazó al PSOE a impulsar la tramitación parlamentaria en cuanto arranque el curso político y a mantener el acuerdo básico alcanzado entre los dos grupos. Por ello, advirtió de que es "inaceptable" que se proponga introducir en el texto una condena de los abusos del bando republicano, como pretende CiU en una enmienda. La coalición nacionalista, a su juicio, trata de "vetar" el proyecto.

"Se equivoca intentando sustituir al PP", añadió. "No puede haber equidistancia en la ley entre el bando que provoca el golpe ilegítimo, y centenares de miles de víctimas, y la legitimidad republicana aún con sus excesos. Una cosa es el exceso de la legitimidad republicana y otra bien distinta el genocidio, que fue lo que de alguna manera dirigió el general Franco", explicó.

El portavoz del Grupo Socialista en el Congreso, Diego López Garrido, ya ha dejado claro que el PSOE está "decidido" a arrancar en septiembre la tramitación La Ley de Memoria y cree tener opciones de llegar a un acuerdo con IU-ICV y los nacionalistas de CiU y del PNV. Llamazares considera que la ley puede salir adelante con los apoyos de su grupo parlamentario, el socialista, el Grupo Mixto y el PNV, cuya exigencia de que se devuelvan al País Vasco papeles requisados por el franquismo es "más fácil de encajar".

¿DÓNDE ESTÁ AZAÑA?

Aunque la ley salga adelante, Gaspar Llamazares aseguró que en el futuro habrá otras propuestas que sigan el camino abierto. "Hay una serie de iniciativas ya presentadas sobre la situación de los archivos, también hay temas de simbología o sobre esta propia Cámara, donde hay cuadros de todo el mundo menos de los republicanos. Aquí no está ni el presidente Azaña", denunció Llamazares. "Sin embargo, sigue habiendo cuadros de Reyes godos y cada vez hay más. Yo tengo malos sueños cuando paso por ahí", bromeó el dirigente de izquierdas.

Gaspar Llamazares insistió en que para su grupo, respecto a este tema, lo más importante es que se reanude la tramitación de la Ley de la Memoria. "Hace falta que se forme la ponencia y continúe el trámite, que no se deje en la cuneta en este viaje al centro del Partido Socialista", reclamó.

Insistió en que "los aspectos básicos" del proyecto "ya han sido marcados" en el preacuerdo entre el PSOE e IU-ICV y que lo que resta son "flecos", aunque "importantes", sobre los archivos, el futuro del Valle de los Caídos o la retirada de la simbología franquista, citó entre otros. "Pero lo más importante --recalcó el dirigente de IU-- es que la ley se tramite. Luego veremos las mejoras que podamos introducir".

EL PP NO LO ACEPTARÁ NUNCA.

Para Llamazares, el amplio debate que la ley ha suscitado tanto entre los partidos políticos como en la sociedad "habrá merecido la pena" aunque finalmente la norma sea aprobada sin unanimidad. "Siempre habrá merecido la pena. Está claro que una parte de los grupos parlamentarios, y en concreto el PP, que no aceptan la legitimidad de la República, que no condena el franquismo, no va a tener ninguna sensibilidad con esa ley, pero la gran mayoría de los grupos sí la tiene y quieren reparar lo que hizo el franquismo", explicó.

Según explicó, no se pretende "un juicio sumarísimo a los franquistas", sino únicamente que sean resarcidos aquellos que fueron juzgados de manera irregular y condenados de manera irregular sean resarcidos. "Nada más --enfatizó--. No es más que eso, como ha sido en todos los países democráticos del mundo", concluyó.