López advierte de que PSE-EE habla con las formaciones sobre la mesa de partidos, pero no con el Gobierno

Actualizado 01/02/2006 14:30:22 CET

Cree que el Consejo Político pretende "calmar" a los socios minoritarios "que se ven desplazados"

BILBAO, 1 Feb. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de PSE-EE, Patxi López, advirtió hoy de que su partido habla con las formaciones políticas respecto a la mesa de partidos pero no con el Gobierno y rechazó el Consejo Político constituido hoy por que su pretensión es "imponer". Además, dijo que este órgano pretende "calmar" a los socios minoritarios "que se ven desplazados" respecto al proceso de normalización y pacificación que puede abrirse en un futuro.

En un encuentro con los medios de comunicación celebrado en Bilbao, el dirigente socialista también indicó que los socialistas trasladarán a la mesa de partidos la Constitución y el Estatuto y agregó que su proyecto de reforma se puede modificar "hasta la última coma" si es en beneficio de la ciudadanía.

Patxi López también reconoció que ha mantenido algunas conversaciones con el PNV respecto a cómo se debería constituir la mesa de partidos y, aunque aún no ha habido "avances sustanciales", se está de acuerdo en el hecho de que no debe haber violencia para poner en marcha este foro y que los partidos que lo integren deben rechazar los actos violentos como mecanismo para lograr objetivos políticos.

Según dijo, 2006 puede ser un año "decisivo e importante" para poner en marcha un posible proceso de paz y de normalización y añadió que su partido "cerrará filas" con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, porque "su valentía y apuesta decidida ha marcado una hoja de ruta con la resolución del Congreso de los diputados".

A su entender, en este texto aprobado en el Congreso "de alguna manera se recupera el espíritu y la letra del pacto de Ajuria Enea" y agregó que si ETA anuncia el final de la violencia y "esa voluntad de ETA es constatada con los partidos", se podrá abrir un proceso de diálogo "entre quienes deciden abandonar las armas y los poderes del Estado tal y como marca la resolución y como marcaba el propio pacto de Ajuria Enea".

Sin embargo, quiso dejar claro que la paz no tiene precio político porque los problemas políticos "deben ser resueltos por los partidos en ausencia de violencia porque no queremos que nadie pretenda tutelar bajo amenazas estas soluciones ni condicionar una mesa de partidos en la que tenemos que actuar con total libertad".

Para Patxi López, tampoco nadie debe condicionar una mesa de partidos a la que se pueda conformar entre ETA y el Gobierno, si la organización deja las armas, porque "eso sería pagar un precio político a la paz".

En todo caso, apeló al consenso y al pacto como la única forma para resolver los problemas y dijo que Euskadi debe construirse entre todos "y no unos contra otros ni unos por encima de otros", por lo que señaló que no son necesarias "medidas unilaterales que nacen de parte y con vocación de imponer sus planteamientos, es decir, no necesitamos Consejos Políticos" porque "somos el conjunto de los partidos los que debemos fijar el diálogo sobre nuestro futuro en formas y contenidos y no una dinámica de gobierno-oposición que no tiene ningún sentido en este caso".

A su juicio, el único sentido de este Consejo Político es "calmar a los socios minoritarios del Gobierno que se ven desplazados en todo este asunto, pero creo que por eso no se debe de perturbar lo que tiene que ser un acuerdo entre partidos para decidir el cómo, cuando, por que, quienes y para qué de la mesa de partidos".

En este punto, recordó que PSE-EE nunca ha rechazado hablar con el lehendakari pero dijo que "cada diálogo tiene su ámbito de decisión y, si es para hablar de la mesa de partidos, yo hablo con los partidos y no con el Gobierno". "Para hablar de la mesa de partidos hablo con los partidos y no hablo con el Gobierno en una dinámica de gobierno-oposición", manifestó.

Respecto a los contenidos a llevar a esa mesa de partidos, Patxi López dijo que los vascos ya tienen capacidad de decisión y que su partido defenderá la Constitución y Estatuto. "El Estatuto --explicó-- porque es un marco de autogobierno enorme, un ámbito de convivencia que respeta nuestras ideas e identidades y porque es un pacto entre vascos y con el conjunto de los españoles y creemos que, a través de su reforma, se puede mejorar el autogobierno y recuperar los pactos entre diferentes".

Respecto a la propuesta de reforma del Estatuto, el líder de los socialistas vascos explicó que este proyecto no es "una guía fundamental ni fundamentalista" sino que trata de que, a través de esa orientación, "mejorar lo que tenemos pero buscando el consenso y el acuerdo" pero agregó que los socialistas vascos están dispuestos a cambiar "hasta la última coma si es en beneficio de la sociedad".

AVANCE SUSTANCIAL

En relación al documento sobre pacificación del PNV, López dijo que recoge elementos "que son un avance sustancial" y recordó que el Plan Ibarretxe, del que hoy se cumple el aniversario de su rechazo en el Congreso, recibió en el Parlamento "una mayoría exigua conseguida con tres votos de una formación ilegalizada y que quería imponer al conjunto de la sociedad y saltarse las reglas del juego".

"El documento de PNV dice que para que el planteamiento salga adelante tiene que tener un consenso similar o superior al del Estatuto y eso de por sí echaría por tierra el consenso que hubo con el Plan Ibarretxe, por tanto, para mí es muy asumible que cualquier solución pase por un consenso similar o superior al del Estatuto, me parece muy bien", manifestó.

Patxi López también habló de los contactos entre formaciones y dijo que "hacer cocina para ponerse en el día después no está mal" pero agregó que PSE-EE la "haría con el PNV y no con Batasuna". En este punto, negó contactos con la formación abertzale pero reconoció conversaciones con la formación liderada por Josu Jon Imaz "pero todavía no sustantiva sino que era más la definición de sobre que debiéramos hablar (de la mesa de partidos) que empezar a hacerlo".

"Dije que había hablado con el PNV de este asunto aunque no habíamos avanzado pero la voluntad es avanzar porque incluso el consenso debe presidir los pasos previos para la puesta en marcha de la mesa, tiene que haber consenso en cómo, quiénes, dónde, por qué y para qué porque, si no, serán pasos en falso".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies