López Aguilar niega que Gobierno y UE "avalen" el control demográfico en Canarias y afirma que no hay superpoblación

Actualizado 14/11/2007 15:47:08 CET

Acusa a Rivero de tratar de encubrir su "mala gestión" achacando las deficiencias en los servicios públicos al exceso de población

MADRID, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente el PSOE en Canarias, Fernando López Aguilar, negó hoy que el Gobierno y la UE "avalen" el control de la población en Canarias porque se trata de una medida contraria a la Constitución y a la libre circulación de ciudadanos dentro de la UE. Asegura además que no hay superpoblación en las islas y que la deficiencia de la prestación de servicios públicos se debe a la "mala gestión" del Gobierno canario.

En declaraciones a Europa Press, López Aguilar incidió en que es "falso" que el Gobierno de España o la Unión Europea apoyen medidas para controlar la población en Canarias porque iría contra la Constitución y los principios europeos de libre circulación de personas y no discriminación por razón de nacionalidad. "En Canarias no hay superpoblación y es falso que el crecimiento demográfico se deba a los inmigrantes que llegan en cayucos", añadió.

El líder socialista en Canarias trató de aclarar así la "mala interpretación" que se ha dado a las palabras del secretario de Estado de Asuntos Exteriores, Alberto Navarro, ayer en Madrid. "He conversado con él y está estupefacto, atónito, porque nunca dijo que Madrid o la UE consientan en el control de la población", señaló López Aguilar, quien indicó que el objetivo de Navarro fue "explicar pedagógicamente" la normativa española y europea.

Explicó que el ejemplo de las islas Feroe en Dinamarca es "inaplicable" en España. "Es una monserga muy habitual en el discurso de los demagogos que no saben de lo que hablan invocar el ejemplo de las islas Feroe, ocultando que están excluidas del derecho comunitario desde el tratado de anexión de Dinamarca a la UE", indicó López Aguilar, quien recordó que Canarias, en cambio, sí recibe fondos estructurales.

"Han alegando después --prosiguió-- restricciones a la residencia, que no consisten en otra cosa que ciertas limitaciones a la compra de segundas residencias y que fue negociada por el Reino de Dinamarca con ocasión de su incorporación al Tratado de la Unión Europea de Maastricht en 1992, después de que dijera 'no' en referéndum".

Para el ex ministro de Justicia es, además, "bochornoso" que el presidente canario, Paulino Rivero, celebre "mensajes completamente equivocados". "Nadie tiene que ver una política pública dirigida a beneficiar a los residentes, lo que es completamente legítimo, con el mensaje demagógico, rayando en la xenofobia del control de la población", indicó.

UNA MEDIDA "DISPARATADA"

Denunció así que el Gobierno canario "quiera vender" en las islas dichas medidas públicas como de control de la población, algo, a su entender, "completamente disparatado". En su opinión, dicha afirmación del Ejecutivo canario es continuación "de la retórica mentirosa de la que abusa todos los días". "No es cierto que haya superpoblación en las islas ni que la población tenga la culpa del deterioro de los servicios públicos", agregó.

"Los servicios públicos en Canarias se deterioran porque en Canarias hemos tenido malos gobiernos y los seguimos teniendo, y la prueba son los presupuestos para el 2008, que no incentivan el crecimiento económico, que prevén un crecimiento por debajo de la media española y un crecimiento de empleo inferior a la media española, como lamentablemente viene sucediendo los últimos años", manifestó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies