López dice que Aznar sí negoció con ETA y que quien da "bandazos" en política antiterrorista es el PP, "que miente"

 

López dice que Aznar sí negoció con ETA y que quien da "bandazos" en política antiterrorista es el PP, "que miente"

Actualizado 04/03/2006 12:45:10 CET

BILBAO, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

El secretario general del PSE-EE, Patxi López, aseguró hoy en Bilbao que el ex-presidente del Gobierno, José María Aznar, sí negoció con ETA "diciendo que iba a ser generoso e iba a hablar de presos y algo más" y agregó que no es el PSOE el que "da bandazos" en política antiterrorista, sino el PP, al que acusó de mentir.

Durante su intervención ante Comité Nacional de los socialistas vascos, reunido hoy con carácter extraordinario para ratificar el documento sobre Paz y Normalización, López se dirigió también al lehendakari, Juan José Ibarretxe, para advertirle de que España "no es ni Yugoslavia si Serbia", sino un Estado de Derecho en cuyo ordenamiento jurídico "no cabe la autodeterminación".

El líder del PSE abrió su exposición ante los representantes del Comité defendiendo la "legitimidad" de la formación para elaborar su documento "para que, en medio de tanta confusión --a veces interesada-- y en medio de tanta descalificación --única herramienta de algunos partidos políticos--, los socialistas vascos, arrojen luz y sentido común". A juicio de López, éste es el momento "más adecuado y oportuno" para hacer pública su aportación a un proceso que "deberá empezar cuando callen las armas".

El dirigente de los socialistas vascos afirmó que la defensa de los "valores democráticos" ha convertido a sus militantes en "víctimas del totalitarismo y del terrorismo de ETA". "?O es que no lo son Bárbara Durkop, Iñaki Dubreil, Eduardo Madina, Esther Cabezudo, o todos a los que os han quemado la casa, el coche, el negocio, los que habéis sufrido agresiones y palizas, los que os habéis tenido que ir a vivir a otros sitios?", precisó, para preguntar si "son menos víctimas que otros porque defienden al partido y al Gobierno Socialista y tienen menos legitimidad que otros para decir lo que piensan".

Para López, "nadie, desde ningún punto de vista desde ninguna estrategia política rayana a la inmoralidad, puede, utilizando la mentira, hacer creer que los Socialistas flaquean ante el terrorismo o traicionan a las víctimas", enfatizó.

Según afirmó, el PSE es el único partido vasco que ha participado en todos los acuerdos alcanzados para la paz y la normalización, "desde el Pacto de Ajuria Enea, hasta la Resolución del Congreso de los Diputados, pasando por el Acuerdo por las Libertades y contra el Terrorismo". Agregó que no son los socialistas vascos quienes han cambiado su actuación política, sino el PP que "cuando se traslada el Pacto de Ajuria Enea, textualmente, a una Resolución del Congreso de los Diputados, es el único que se posiciona en contra".

"La incoherencia, los cambios y los bandazos no están en el Partido Socialista, están en el Partido Popular, que, en esa utilización perversa de la política antiterrorista para atacar al Gobierno Socialista, sencillamente: miente", acusó.

AZNAR

Patxi López aseguró al PP que el Pacto Antiterrorista que defienden los populares, aclara que el al Gobierno de España al que le corresponde dirigir la lucha antiterrorista" y añadió que "por primera vez en la historia y rompiendo ese pacto que dicen defender, el PP, el principal partido de la oposición, no apoya al Gobierno".

Citó, como actuación del actual Ejecutivo Zapatero en la lucha contra el terrorismo la detención de 212 presuntos activistas, "más que en cualquier otro periodo similar de nuestra historia. Por supuesto más que cuando Rajoy o Acebes eran Ministros del Interior".

Además, argumentó que no ha acercado reclusos y los excarcelado, frente a los acercamientos de 160 presos de la época 'popular', en la que "salieron a la calle más de 60 presos, muchos de los cuales tenían condenas de más de 100 años".

También se refirió a la negociación con ETA, "contra la que incluso convocan 'manifestaciones preventivas' en Madrid" para asegurar que Aznar sí negoció en Suiza con la banda armada, "diciendo que iba a ser generoso y que iba a hablar de presos y de algo más. Y fue a negociar sabiendo que había un planteamiento político, el Pacto de Estella, detrás de la tregua".

El máximo dirigente del PSE-EE afirmó que el Ejecutivo "ha dejado claramente marcado en la Resolución del Congreso de los Diputados que no habrá precio político por la Paz". "Y no habla de negociación, sino de diálogo para hacer efectivo el abandono de las armas por parte de ETA", aseguró. Tras reafirmar sus palabras, instó a los 'populares' a explicar "en qué ha cambiado entonces la política antiterrorista del Gobierno Socialista si no es a mejor". "Lo que ha cambiado es que el PP se dedica a buscar votos y el Gobierno a buscar la Paz", dijo.

IBARRETXE Y MONTENEGRO

El secretario general del PSE-EE también aludió a las manifestaciones del lehendakari, Juan José Ibarretxe, quien ha defendido la posibilidad de que Euskadi pueda ejercer la autodeterminación, como lo hará Montenegro el próximo 21 de mayo.

López acusó al presidente del ejecutivo vasco de "amenazar cada vez que habla" con su consulta con la autodeterminación, con la imposición de los planteamientos nacionalistas" al conjunto de la sociedad vasca

"¿De verdad quiere hacernos creer que Euskadi es como Montenegro?", preguntó. A juicio de López, los vascos no están "tan ciegos" como para no saber "que España no es ni Yugoslavia ni Serbia, sino un Estado de Derecho en cuyo ordenamiento no cabe la autodeterminación porque aquí ni hay colonias, ni pueblos oprimidos ni carecemos de representación que es lo único que recoge el derecho internacional".

"No somos los socialistas los que tenemos que explicar, día tras día, si aceptamos o no aceptamos el derecho a decidir de los vascos.

Es Ibarretxe quien tiene que aclarar si está dispuesto a aceptar lo que los vascos hemos decidido ya en las urnas desde hace 25 años: la Constitución y el Estatuto, las libertades democráticas, nuestras instituciones y el marco de autogobierno", aseguró.

Sin embargó, el dirigente socialista considera que, a pesar de los planteamientos de Ibarretxe, "hoy es más factible que ayer que podamos hablar entre todos sin prepotencias y en igualdad de condiciones, en una Mesa de Partidos".

Esta deberá crearse según sus palabras, cuando ETA anuncie el abandono de la violencia, sin estar sometida a "condicionantes externos, incluido el desarrollo de un hipotético diálogo entre Gobierno y ETA". Agregó que los socialistas vascos se sentarán en este foro "sin condiciones previas" y adelantó que pondrán sobre la mesa "la Constitución y e Estatuto".

También aclaró que el PSE no aceptará la adopción de acuerdos en esa materia basados en el principio de "mayoría absoluta" porque, propone "un pacto entre diferentes, de mayorías transversales y un acuerdo común para definir un marco político". "Quien diga -señaló- que estamos proponiendo vetos, que estamos impidiendo que el 51% de nacionalistas decidan, es que no han entendido nada".

Además, advirtió de que la Mesa de Partidos no será "un fin en sí mismo", sino "un instrumento al servicio del consenso político". "No va a ser, por tanto, ni una fórmula mágica, Ni cabe alimentar esperanzas desmedidas e inmediatas", manifestó.

Recordó que ya Rodríguez Zapatero aclaró que "el proceso que se avecina" va a ser "largo, duro y difícil" y que hará falta "mucho tiempo, mucho tacto, mucha prudencia y mucha voluntad para resolver problemas que vienen de lejos". "Los socialistas vascos estamos dispuestos a asumir esta responsabilidad, porque más allá de las críticas interesadas, más allá del desgaste que podamos sufrir, el objetivo merece la pena", concluyó.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies