López dice que los socialistas "nos levantamos cada mañana y arriesgamos la vida por defender este país"

Actualizado 24/02/2009 22:45:30 CET

González dice que el PNV tiene que perder, lo que le va a "refrescar" para recuperar a gente "valiosa" como Josu Jon Imaz

SAN SEBASTIAN, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

El candidato del PSE-EE a lehendakari, Patxi López, denunció hoy las "mentiras y engaños" del candidato del PNV, Juan José Ibarretxe, cuando dice que los socialistas no pueden gobernar porque "no conocen al pueblo vasco o que gobernarán desde Madrid con el mando a distancia". "Señor Ibarretxe: los socialistas somos los que nos levantamos cada mañana y arriesgamos la vida por defender este país", aseguró.

En un mitin ofrecido en la localidad guipuzcoana de Eibar, en el que estuvo arropado por el ex presidente del Gobierno Felipe González, el aspirante a la Lehendakaritza señaló que "los socialistas vascos llevamos en esta tierra bastantes años más que el PNV defendiéndola, los que con Indalecio Prieto en la República y Ramón Rubial en la democracia impulsamos los dos estatutos que han garantizado el autogobierno de Euskadi".

López presentó al PSE-EE como la "esperanza frente al miedo con el que juega Ibarretxe, inventándose frentes socialistas y populares que no existen ni existirán, retrocesos apocalípticos en el autogobierno que sólo existen en su imaginación, o ataques a su nave nodriza que sólo están en su cabeza".

Según dijo, el candidato del PNV "tiene miedo a perder el poder que cree que le pertenece por derecho divino, cree que este país es suyo, pero los vascos vamos a recuperar el país y a sus instituciones".

Tras denunciar que Ibarretxe "tiene miedo a la pluralidad de la sociedad vasca" por lo que "ha tenido miedo al acuerdo entre diferentes y ha pretendido acumular fuerzas de entre los suyos", advirtió de que "no hay proyecto sólido que se pueda levantar sobre temores y recelos". "Por eso venimos a acabar con los miedos, nada se puede construir sobre ellos, venimos a construir la esperanza, a sumar esfuerzos para hacer país", agregó.

"Ibarretxe no ha querido mirarnos a los ojos, se ha atrincherado en su despacho, cerrando las puertas de Ajuria Enea", insistió para instar a "abrirlas para que entren las gentes de este país, el que sufre la violencia, el que se fue porque no tenía oportunidades aquí, la mujer que reclama la igualdad, el que tiene miedo a perder su trabajo y todo aquel que tiene un sueño".

En este sentido, adelantó que su gobierno socialista "no se pondrá en marcha en contra de nadie". "No queremos cuatro años más de Ibarretxe, porque sabemos lo que significaría: más conflicto, confrontación. Ahora va de gestor eficiente pero le conocemos bien y sabemos lo que ha hecho durante diez años", añadió.

Por ello, definió su candidatura como "los representantes de miles de hombres y mujeres a los Ibarretxe ofende diciéndoles que no son vascos y que no tiene ningún derecho a querer decidir el gobierno de Euskadi". "Vamos a gobernar desde Ajuria Enea y desde Eibar, Portugalete, Irún y todos y cada uno de los pueblos y ciudades de este país. Vamos a devolver el mando a la sociedad vasca y poner el autogobierno al servicio de la gente", concluyó.

FELIPE GONZALEZ

Por su parte, el expresidente del Gobierno socialista destacó que "ya es hora de que pierda el PNV", y consideró "sano democráticamente que la gente pueda estar en el gobierno y la oposición, saber peder".

Tras indicar que los nacionalistas vascos "no tienen pinta de saber perder, por eso meten miedo a la gente", aseguró que perderán las elecciones, con lo que "se va a refrescar el PNV, y así no van a tener que liquidar a gente tan sensata como Josu Jon Imaz, que intentó recuperar la senda perdida (por Ibarretxe) que pactó con ETA-Batasuna hace diez años".

Para este fin, pidió el voto para el PSE-EE del nacionalismo moderado porque al PNV "le queda un camino por recorrer para recuperar a la gente valiosa, como Imaz, no a la gente que nos mete en aventuras sin salida, sin futuro y que divide a la sociedad vasca".

"El PNV necesita recomponerse, mirarse a sí mismo y mirar a la sociedad. A los nacionalistas moderados les voy a decir que es hora de que dejen a esos dirigentes que han perdido el horizonte y ya nos saben para dónde van", manifestó.