López Garrido rechaza que se pactara con ETA

Actualizado 10/07/2006 16:04:51 CET

SANTANDER, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del PSOE en el Congreso de los Diputados, Diego López Garrido, aseguró hoy que "nunca puede haber ningún acuerdo de un gobierno democrático con una banda terrorista y nunca puede haber un precio político al terrorismo" y que "en el proceso de paz los límites y los cauces están perfectamente marcados, están asegurados por el acuerdo del Congreso de los Diputados y por el anuncio que hizo el presidente del Gobierno".

De este modo, López Garrido se refirió a informaciones publicadas por GARA en las que se asegura que el Ejecutivo y la banda alcanzaron en el mes de febrero un acuerdo de compromisos y garantías por ambas partes.

"Es un tema muy delicado, el proceso de paz, en el que no podemos estar a lo que se le ocurra a cada medio de comunicación cada día decir, a comentarios sin fundamento, anónimos", aseveró.

Así, reiteró que "los límites" están "clarísimos: pleno respeto a la legalidad, marco constitucional, no se derogará la Ley de Partidos y que no habrá precio político al terrorismo nunca", eso, dijo, "son los cauces".

Con todo, indicó que, a su modo de ver, "hay determinados sectores que quieren que esos cauces y límites, esa hoja de ruta se altere", pero "no se va a alterar, eso tiene que quedar claro para todo el mundo".

LEY DE PARTIDOS

Por otro lado, y en cuanto a la petición formulada por Batasuna sobre la derogación de la Ley de Partidos, el portavoz del PSOE aseguró que el proceso se abordará "dentro del marco legal, del que forma parte la Ley de Partidos", que "permite defender cualquier idea pero nunca con un apoyo explícito o implícito de la violencia, cosa que es imposible y nunca será aceptado por nosotros".

Por ello, señaló que uno de los objetivos del proceso abierto, además de que ETA desaparezca "para siempre", es que "quien se encuentra fuera de la legalidad vuelva" a ella.

Precisamente ése fue el mensaje que, según señaló López Garrido, se trasladó en la reunión mantenida por el PSOE y líderes de la izquierda abertzale. "Se trató simplemente de llamar al cumplimiento de la ley y por eso entendemos que se trata de una reunión perfectamente oportuna, necesaria", consideró, preguntado por la querella interpuesta por el PP.

"Cada uno es muy dueño de presentar las iniciativas judiciales que considere oportunas, todo el mundo sabe que hay incluso una cobertura judicial para esa reunión y el juez Garzón no la prohibió entendiendo que un partido democrático como el PSOE nunca haría una reunión política para dificultar la aplicación de la legalidad, sino al contrario", explicó.

Finalmente, aseguró que "el Partido Socialista de Euskadi no ha pactado nada con ninguna formación que no esté dentro de la legalidad y no va a hacerlo nunca y corresponde a la izquierda abertzale decidir el camino que quiere tomar".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies