López (PSE) afirma que "hablar con la izquierda abertzale empujará el proceso de paz"

Actualizado 18/06/2006 21:30:20 CET

BILBAO, 18 Jun. (EUROPA PRESS) -

El secretario general del PSE-EE, Patxi López, afirmó hoy que "hablar con la izquierda abertzale empujará el proceso de paz" porque "es necesaria para la solución". Además, señaló que "la pretensión de que el mundo radical juegue en la política democrática, responde a la histórica estrategia del PSE contra ETA".

En una entrevista concedida a El Diario Vasco, recogida por Europa Press, López eludió "confirmar o desmentir las informaciones, especulaciones y rumores" sobre que se ha reunido "en secreto con Batasuna" hasta dos veces este último año.

"Sólo diré que todo lo que hemos hecho los socialistas vascos en este asunto en los últimos años, ha tenido un único objetivo: conseguir que se iniciara en Euskadi un proceso de paz y lograr un clima de libertad plena", aseguró.

Además, señaló que el proceso "se iniciará cuando el presidente comparezca en el Congreso y, entonces, se abrirán dos escenarios: el del diálogo entre el Gobierno y ETA para hacer efectivo el final de la violencia".

"Lo que va bien, parece ser, es esa verificación que permite al presidente ir al Congreso. Pensamos que el anuncio del alto el fuego permanente es diferente a otras treguas, porque no hay condicionantes políticos en esa expresión, porque parte de una ETA derrotada, porque parte de unas infinitas ganas de la sociedad de conseguir la paz, y las verificaciones efectuadas por el Ministerio del Interior nos dicen que hay bases sólidas", dijo.

A su juicio, también "hay bases sólidas" para reunirse "con quien representa a esa parte de la sociedad vasca" identificada con la izquierda abertzale. "¿Quién tiene miedo al debate político hecho en libertad y en igualdad de condiciones? Lo que queremos es hablar. No sólo con la izquierda abertzale, que es necesaria en una solución, sino con todos los que representan a una parte de la sociedad vasca", insistió.

ASUMIR PLANTEAMIENTOS DEMOCRATICOS

En esta línea, apuntó que transmitirá "a la izquierda abertzale que, si quiere participar en este debate, es necesario que, como todos, asuma los planteamientos democráticos y un juego político en la legalidad". "Tienen que moverse hacia esa realidad. Hablar con ellos va a ser bueno para empujar el proceso de paz", reiteró.

Tras indicar que deconoce si estarán en el reunión él y Arnaldo Otegi, dijo que "los socialistas queremos decir es que todos los que representan una parte de la sociedad vasca son necesarios en un diálogo que busque definir un marco de convivencia para hacer una Euskadi entre todos, pero ellos tienen que dar el paso hacia la política que es radicalmente incompatible con la violencia". "En cualquier caso, será después de que comparezca el presidente cuando decidiremos cuándo, dónde y quiénes hablamos", afirmó.

Tampoco reveló si habrá foto del encuentro, pero destacó que éste será "público". "En el Pacto de Ajuria Enea todos los demócratas decíamos que había que ayudar a aquellos que estando hoy en el entorno de la violencia quisieran dar el paso hacia la política y ese pacto hacía un llamamiento a ese mundo. Es lo que queremos hacer los socialistas. Lo que no tiene ningún sentido es que algunos avalen el diálogo con ETA pero no avalen el diálogo entre partidos", subrayó.

SIN ILEGALIDAD

Patxi López se mostró convencido de que no comete ninguna "ilegalidad" por reunirse con la izquierda abertzale y señaló que, por ello, no teme el anuncio de posibles querellas por el Foro de Ermua.

"No nos ha gustado nunca ni que se politice la Justicia, ni que se judicialice la política. Segundo, estamos convencidos de que no cometemos ninguna traición ni ilegalidad, ni damos legitimidad, por reunirnos con quienes representan a una parte de la sociedad vasca, para que hagan una apuesta por las vías políticas alejándose de la violencia", manifestó.

Asimismo, dijo que "los jueces hacen su trabajo, que respetamos, y no creo que sea bueno que haya interferencias entre la política y la Justicia". "Ahora bien, es evidente que la Ley también debería interpretarse a la luz de la realidad social de cada momento", subrayó.

"NUNCA APOYO PLENO Y LEAL DEL PP"

Asimismo, especificó que "da la impresión de que el desencuentro con el PP no tiene arreglo". "Creo que nunca ha habido un apoyo pleno y leal del PP al Gobierno", aseveró.

No obstante, precisó que, "por encima de esa complicación, hay una voluntad decidida del Gobierno, de todos los demás partidos, de la sociedad vasca y de la española, por hacer que la política conquiste la paz y libertad definitivas".

El líder del PSE-EE rechazó que el Partido Socialista haya pactado las bases del proceso con la izquierda abertzale y dijo que "el diálogo político y el diálogo con ETA "pueden coincidir en el tiempo, pero, desde luego, son caminos que ni discurren paralelos ni discurren en una vía de doble dirección, discurren absolutamente divergentes".

"De ninguna de las maneras aceptamos, creo que ningún partido, la tutela de ETA. ETA no va a tutelar, ni a condicionar ni a dirigir ni va a tener la iniciativa política en este país", agregó.

Además, destacó que "temporalmente no van a coincidir el inicio ni el final de los dos diálogos". "Para que haya un foro de diálogo político primero nos tenemos que poner de acuerdo los partidos en el cómo, en el dónde, en la metodología que se utiliza, en el qué asuntos se tratan, mientras que el diálogo con ETA puede comenzar precisamente al día siguiente en el que el presidente comparezca en el Congreso", recordó.

Por último, señaló que hay que hacer muchos "deberes" para que se cree la mesa de partidos. "La mesa no puede nacer sin consenso ni en el método, ni el dónde, ni el cómo ni el para qué, ni en el quiénes. Sería una mesa que no tendría futuro. Hay que trabajar mucho más entre los partidos", aseguró.