Loza cree que "no procede" poner fechas al acercamiento de presos y pide a Sortu "desandar caminos y hacer autocrítica"

Imagen de archivo . El Delegado del Gobierno en el País Vasco Jésus Loza
Europa Press
Publicado 06/07/2018 12:29:22CET

Llama a PP a que se sume a "un gran pacto por la convivencia"

BILBAO, 6 Jul. (EUROPA PRESS) -

El delegado del Gobierno en el País Vasco, Jesús Loza, ha considerado que fijar fechas para el acercamiento de presos de ETA "es arriesgado y no procede" y ha apuntado que "el objetivo es ir a un acercamiento progresivo". Asimismo, ha subrayado que "la carga de la prueba" no debe estar en el Ejecutivo, sino en "el mundo de Sortu", que debe "desandar caminos y hacer autocrítica".

En una entrevista a Radio Euskadi, recogida por Europa Press, el nuevo delegado del Gobierno en el País Vasco ha destacado que su "primera decisión simbólica" ha sido la de visualizar "claramente" que la prioridad de la Delegación y del Ejecutivo central son las víctimas del terrorismo.

En este sentido, ha recordado la primera visita que realizó al Memorial de Víctimas y ha señalado que el "gesto más importante" es que Marta Buesa, hija de Fernando Buesa, el dirigente socialista asesinado por ETA, se haya incorporado a su gabinete para trabajar en el área de convivencia, memoria y de dignidad. "Para el mundo de las víctimas es muy tranquilizador", ha añadido.

En este sentido, ha señalado que en las últimas dos semanas "ha habido muy poco ruido" en las asociaciones de víctimas, que "se han dado cuenta de que la prioridad" van a ser las víctimas.

Preguntado por las advertencias de algunas víctimas de que saldrán a la calle si hay si se conceden beneficios penitenciarios a los presos, el delegado del Gobierno ha señalado que, "de eso hace quince días, y ha precisado que "la última declaración", la de la presidenta de Covite, Consuelo Ordóñez, hablaba de que sólo se iba a pedir a los presos de ETA arrepentimiento.

"Es una declaración extraordinariamente importante que pone de manifiesto que, con el cumplimiento de la legalidad, dentro de la ley, se pueden hacer muchas cosas", ha añadido.

Loza ha indicado que lleva manteniendo, desde hace "muchísimos años", un diálogo "fluido" con las víctimas y ha afirmado que en próximas fechas, junto con Marta Buesa, hará una nueva ronda de contacto "discreta".

El delegado del Gobierno cree que falta "una única cuestión" para que este tema "se reconduzca", hacer "nuevamente" un llamamiento al PP para que "se sume a un gran pacto por la convivencia".

Loza ha señalado que, cuando ha habido acuerdos políticos, "el mundo de las víctimas ha estado mucho más tranquilo" porque se "ponen muy nerviosas cuando hay mucho ruido en todas estas cuestiones", algo que, según ha indicado, se vio durante el Gobierno de Rodríguez Zapatero y cuando se puso en marcha la denominada 'Vía Nanclares' "con información puntual a todas las asociaciones de víctimas y con el acuerdo tácito del PP". "La cosa fue infinitamente mejor", ha añadido.

Por lo tanto, ha insistido en que lo hace falta para construir "una convivencia en el futuro" es que el PP que "se sume al pacto" o "bien acepte, como aceptó en 2009, que la información fluya hacia ellos y conozcan todo lo que se hace" de manera que se pueda "avanzar con una cierta tranquilidad".

Loza ha indicado que el acercamiento de presos "no se ha parado" y, en este sentido, ha citado el caso de Ibon Iparragirre. "Hay cosas que no se han parado, pero hay que establecer una reformulación de la política penitenciaria en el que el acercamiento se produzca", ha añadido.

El delegado del Gobierno ha afirmado que el Ministerio ya ha explicado cuáles van a ser las prioridades a la hora de proceder al acercamiento de presos (los mayores de 70 años, los enfermos y los que ya han pedido destino y han pasado del primer a segundo grado).

"Empezar por ahí y hacerlo despacito, con conocimiento de los grupos políticos y de las víctimas, y con discrección", ha añadido. Loza, que ha evitado pronunciarse sobre plazos porque "es arriesgado y no procede", ha remarcado que "el objetivo es que vayamos a un acercamiento progresivo y es importante que la carga de la prueba no esté en el Gobierno, sino fundamentalmente en el mundo de Sortu".

Según ha indicado, "a algunos se nos pide tender puentes a la hora de mejorar la convivencia", pero hay que "decir a ese mundo que hay que desandar caminos" y "hacer autocrítica, posicionarse en el tema de los homenajes a los presos que salen de la cárcel". "Tenemos deberes todos", ha remarcado, lamentando que "todavía no hemos oído ni una palabras de autocrítica de ese mundo" a pesar de que "sería extraordinariamente importante para sus presos".

En esta línea, ha afirmado que "el mensaje fundamental lo tiene que dar Sortu en el sentido de hacer autocrítica y reconocer la injusticia de todos los horrores que han sucedido en los últimos años".

LA LEY DE VÍCTIMAS DE ABUSOS POLICIALES

Por otro lado, el delegado del Gobierno en el País Vasco ha asegurado que tiene "esperanzas fundadas de que en este mismo mes se pueda desbloquear" la llamada ley de víctimas de abusos policiales ya que "la voluntad" tanto del Gobierno vasco como del central es que "se desbloquee".

De este modo, ha apostado por convocar este mismo mes la Comisión bilateral y "buscar un acuerdo con pequeñas modificaciones, que no tienen que ver con la política de reparación sino con aspectos más técnicos y jurídicos" y que es posible "solventarlas".

En materia de inmigración, ha reiterado su apuesta por "coordinarnos" entre instituciones y buscar "un gran pacto social por la inmigración". En este sentido, ha apelado a "hablar de responsabilidades", en vez de competencias.

"Si hay buena sintonía entre las instituciones seremos capaces de superar esta primera llegada y también establecer una serie de recursos para que en futuro no suceda", ha planteado Jesús Loza, que ha achacado la llegada a Bilbao, igual que a "otras ciudades", de numerosas personas migrantes durante las últimas semanas al aumento de afluencia a la Península desde el norte de África, en muchas ocasiones en tránsito. "No tiene la cosa mayor causa", ha opinado.

Contador