Luesma dice que "no se puede hacer un país del 51 contra el 49% sea del signo que sea" y que Ibarretxe lleva "a la nada"

Actualizado 24/10/2007 14:25:02 CET

Afirma que "no hay nada" que negociar con ETA y que no tendrá "más remedio que disolverse" porque el Estado de Derecho será "implacable"

BILBAO, 24 Oct. (EUROPA PRESS) -

El delegado del Gobierno en el País Vasco, Paulino Luesma, destacó hoy la necesidad de buscar acuerdos en Euskadi "entre todos" porque "no se puede hacer un país del 51% contra el 49%, sea del signo que sea", y afirmó que la propuesta del lehendakari, Juan José Ibarretxe, de plantear una consulta es "un camino hacia la nada".

En una entrevista a ETB, recogida por Europa Press, afirmó, ante la propuesta del lehendakari, Juan José Ibarretxe, que incluye la celebración de una consulta, que vive la situación "con calma, con tranquilidad y con sosiego" porque el "camino del lehendakari lleva a ninguna parte".

A su juicio, es un planteamiento "con claros ribetes electoralistas y personalistas" que, además, "divide" a la sociedad y que "va en paralelo a por donde la sociedad camina".

Luesma coincidió con el presidente del Gobierno central, José Luis Rodríguez Zapatero, en que debe buscar primero el consenso y el acuerdo "en una sociedad que es plural, diversa en lo que hace referencia a los sentimientos de pertenencia y, después, se pueden plantear las cosas obviamente dentro del margen de la legalidad de la Constitución". "La Constitución no es ningún corsé, sino que es un instrumento fundamental. Es garantía de derechos y libertades de los ciudadanos", agregó.

Luesma afirmó que, en la reunión que mantuvieron Ibarretxe y Zapatero, el presidente del Gobierno estuvo "muy correcto, le recibió y le dijo, 'primero obtenga usted en una sociedad tan plural y diversa como la vasca un acuerdo y llegue a un consenso'".

El delegado del Gobierno manifestó que, no sólo se lo ha dicho Zapatero, sino también el propio ex lehendakari, José Antonio Ardanza, y "otros políticos de la esfera nacionalista", que han manifestado que Euskadi tiene que buscar "puntos de encuentro entre nacionalistas y no nacionalistas".

"A partir de ahí, cumpliendo el ordenamiento jurídico, se puede hablar, pero, primero, debemos aplicar la transversalidad en una sociedad compleja como la nuestra y luego está el principio de legalidad, que ese hay que cumplirlo", añadió.

Luesma, que recordó que en el programa de Gobierno del tripartito se decía que la consulta se realizaría "en ausencia de violencia", afirmó que Euskadi se debe "hacer entre todos" y "no hay ningún derecho de veto".

El delegado del Gobierno en el País Vasco manifestó que los grandes acuerdos adoptados en su día han sido "transversales" y destacó que el Estatuto de Autonomía fue el "punto de encuentro de la complejidad, la diversidad de la sociedad vasca y ese es el camino".

Luesma aseguró que "no se puede hacer un país del 51% contra el 49% sea del signo que sea", sino que hay que "entremezclar complicidades y acuerdos transversales".

ETA

Por otro lado, indicó, ante la ruptura "unilateral" del alto el fuego permamente tras el atentado de la T-4 y el anuncio que realizó en junio, que el Estado de Derecho "va a ser implacable y lo está siendo". Afirmó que se aplicarán todos los instrumentos que otorga el Estado de Derecho tanto contra ETA como contra la kale borroka y "sus adlateres a los que sirven de cobertura".

Luesma señaló que los mecanismos son la acción policial, la acción judicial y la "magnífica colaboración internacional" que existe. "Lo que le queda a la banda es desaparecer, atender el clamor de la ciudadanía vasca y española que le exige que, de una vez por todas, lo deje y nos deje vivir en paz y tranquilos".

El delegado afirmó que el Gobierno está preparado para "dar respuesta a las actuaciones que puedan ser violentas y criminales de la banda". Luesma cree que a ETA no le va a quedar "más remedio" que "autodisolverse" porque se va a seguir combatiendo a la banda "con todos los instrumentos del Estado de Derecho". "Y nada más, no hay en este momento nada que negociar con ellos. El Estado de Derecho va a ser totalmente implacable con ellos, lo garantizo", manifestó.

TRANSFERENCIAS

En relación a las transferencias pendientes, el delegado del Gobierno en el País Vasco defendió el diálogo entre ambas administraciones porque es "fundamental". A su juicio, hay que ir a una "lectura e interpretación común" del Estatuto de Autonomía porque "dice lo que dice, no lo que los nacionalistas dicen que dice".

Luesma insistió en que que habrá que llegar, en primer lugar, a una "lectura común" y, posteriormente, "materializar esas transferencias". No obstante, reconoció que hay temas que "no son fáciles" y citó el de la Seguridad Social, en el existen entre ambos gobiernos "discrepancias".

El delegado del Gobierno manifestó que para el Ejecutivo central los principios constitucionales como los de "unidad de caja y solidaridad" son "fundamentales". "Las relaciones entre ambos gobiernos han sido magníficas a lo largo de esta legislatura y hay que seguir profundizando en el diálogo entre ambas administraciones, que ha dado buenos resultados y buenos frutos", indicó.

En relación a la Y vasca y a las consultas planteadas por ayuntamientos como Aramaio o Anoeta, Luesma manifestó que es "legítimo" discrepar de un proyecto, pero "hay que hacerlo dentro los instrumentos que otorga el ordenamiento jurídico dentro de la legalidad".

En este sentido, señaló que alcaldes de ANV han realizado manifestaciones defendiendo que "había que parar el proyecto como fuere". Luesma indicó que la Y vasca es un apuesta del Gobierno central y vasco "muy importante para el país". "Es una apuesta de país que va a unir a Euskadi con el resto de España, a Euskadi con el resto de Europa y va a vertebrar internamente Euskadi", agregó.

Además, precisó que es un proyecto "suficientemente debatido" que tiene un "alto grado de consenso a nivel político y social". Luesma indicó que es una "apuesta de país" y, por tanto, tiene que "defenderla, sobre todo, contra maniobras de dilación que están al margen del ordenamiento jurídico".

"En el caso de Aramaio, los tribunales de un Estado de Derecho deciden. Es verdad, que luego la consulta se hizo, pero, en todo caso, este asunto está puesto en conocimiento de la autoridad judicial y ellos decidirán si se ha cometido o no un posible delito por parte del alcalde de Aramaio. El cumplimiento de la ley es una exigencia del Estado de Derecho y es una exigencia democrática y en defensa de un proyecto que interesa al conjunto de la ciudadanía vasca", manifestó.

Luesma defendió la "apuesta decidida" del Gobierno central por las infraestructras, por la Y vasca, por la política de regeneración del litoral, por obras hidráulicas, y por proyectos como que Euskadi albergue el centro de espalación de neutrones.

Por otra parte, preguntado por la colaboración entre la Ertzaintza y los cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, Luesma indicó que su experiencia es que la "colaboración está siendo muy buena".

En concreto, indicó que se tienen equipos conjuntos "en proyectos de país" como, por ejemplo, en el tema del tren de Alta velocidad, pero destacó que también en otras áreas la colaboración es "buena.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies