Luesma dice que, si no se cumple el fallo sobre las banderas, podrá dirigirse al tribunal para que determine que se haga

 

Luesma dice que, si no se cumple el fallo sobre las banderas, podrá dirigirse al tribunal para que determine que se haga

Actualizado 16/08/2007 16:04:25 CET

Dice que las banderas deben servir como "vínculo común" y califica de "deplorable" el "uso partidista o sectario de símbolos compartidos"

BILBAO, 16 Ago. (EUROPA PRESS) -

El delegado del Gobierno en la Comunidad Autónoma vasca, Paulino Luesma, afirmó hoy que si no se cumple la sentencia del Tribunal Supremo que obliga a izar la bandera española en la academia de Arkaute y otra serie de edificios oficiales, está habilitado para dirigirse al TS para que determine el cumplimiento de su resolución judicial.

En un comunicado, Luesma recordó que la actuación oficial de la Delegación, "como la de todas las instituciones", debe regirse "por el principio de legalidad y por el respeto absoluto a las decisiones de los Tribunales de Justicia".

En este sentido, señaló que ésa es la conducta que desde la Delegación se está siguiendo en esta materia con la reciente sentencia del Tribunal Supremo que obliga a izar la bandera española en la Academia de Policía del País Vasco de Arkaute.

Luesma indicó que se están siguiendo los plazos legales previstos y añadió que, si se observa que la sentencia no se cumple, la ley le habilita para dirigirse al tribunal sentenciador y que éste determine el cumplimiento de su resolución judicial. En este sentido, recordó que los plazos legales "son también parte del ordenamiento jurídico". "En consonancia con todo ello, y para actual de la forma más correcta, se contará con el informe al caso de la Abogacía del Estado", añadió.

El plazo establecido para cumplir la sentencia es de dos meses a partir de su notificación, según confirmaron a Europa Press fuentes de la Delegación del Gobierno. En esa resolución también se recordaba que la bandera de España deberá ondear en el exterior de los edificios y establecimientos de la Administración central, institucional, autonómica, provincial o insular y municipal del Estado.

Luesma indicó ante la "polémica" con la exhibición de las banderas y, en concreto, de la española, que las banderas oficiales son "patrimonio de toda la ciudadanía y han de servir como vínculo común".

USO PARTIDISTA O SECTARIO

Por ello, condenó la destrucción de las banderas en actos "extremistas" y calificó de "deplorable el uso partidista o sectario de los símbolos compartidos". Además, rechazó las polémicas que "pudieran perseguir fines electoralistas, convirtiendo en estériles los esfuerzos por lograr una convivencia pacífica, que comienzan por el respeto a nuestro ordenamiento legalmente aceptado".

Luesma expresó su deseo de tener "una vida lo más tranquila posible" y para ello "es preciso evitar confrontaciones innecesarias". Por ello, consideró "esencial" acatar las decisiones de la justicia, "respetando en todo momento la legalidad".

Luesma hizo un llamamiento a promover "una convivencia sosegada, procurando especialmente el respeto a la ley y evitando encrespar los ánimos con polémicas de este tipo".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies