Madrazo cree que PSOE y Batasuna no pueden tener "la exclusividad" del proceso y dice que el Consejo "nace para ayudar"

Actualizado 02/02/2006 12:26:54 CET

Dice que el Consejo sólo adoptará "iniciativas extraordinarias" si no cesa la violencia y el Gobierno no cambia su política penitenciaria

BILBAO, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Vivienda y Asuntos Sociales, Javier Madrazo, miembro del Consejo Político conformado ayer para liderar el proceso de paz, consideró hoy que el PSOE y Batasuna no pueden tener "la exclusividad" del proceso de paz y manifestó que el Consejo Político "nace para ayudar". Además, señaló que este órgano sólo adoptará "iniciativas extraordinarias", si ETA no abandona la violencia y el Gobierno no cambia su política penitenciaria.

En una entrevista concedida a Radio Euskadi, recogida por Europa Press, Madrazo afirmó que el Consejo Político "es un instrumento específico" para abordar "de manera monográfica" la pacificación y normalización que es "un objetivo prioritario". "Por tanto, sí está justificado", apuntó.

Según explicó, este órgano ha querido dar margen hasta septiembre para que, "quienes se tienen que mover, se muevan". "Es un margen más que razonable para dejar, de alguna manera, el protagonismo en quienes hoy tienen que dar los pasos necesarios para desbloquear la situación, básicamente ETA y la izquierda aebrztale, y el PSOE y el Gobierno central".

A su juicio, "es razonable que, llegado un punto", no se puede seguir esperando "de brazos cruzados a que se muevan cuando les parezca conveniente porque, entre otras cosas, la sociedad vasca se merece la paz y la normalización política, y los partidos no pueden esperar eternamente a que, quienes tienen que dar los pasos, los den".

"Si ETA declara el cese de la violencia y el Gobierno central hace un movimiento en política penitenciaria, estaremos en condiciones de poner en marcha la mesa de diálogo multipartita y, en ese contexto, será esa mesa la que tenga que tomar las iniciativas y los acuerdos en materia de normalización política", apuntó.

De esta forma, explicó que el Consejo Político tomará "iniciativas extraordinarias, si realmente todavía no se ha conformado esa mesa de partidos, y es entonces" cuando este órgano "tiene que liderar el proceso para intentar desbloquear la situación".

"Es un escenario extraordinario porque el ordinario y el esperado por todos es que, en estos próximos meses y en estas próximas semanas, ETA ya declara el cese definitivo de la violencia y el Gobierno central ya mueva, de una vez por todas, la política penitenciaria acercando a los presos", añadió.

En su opinión, ha habido "mucho nerviosismo", tanto en batasuna como en otras formaciones por la creación del Consejo Político, sino que es "para aportar, para contribuir, para ayudar, para impulsar el proceso político y no pretende sustituir a nada ni a nadie". "Una cosa es la dinámica institucional y otra la de los partidos políticos", dijo.

Por ello, calificó de "triste que algunas fuerzas políticas" hayan descalificado esta iniciativa. "La verdad es que las decalificaciones de chiringuitos y otras que ha recibido esta propuesta no son de recibo y demuestran un cierto nerviosismo", dijo.

Para el líder de EB, "no puede haber exclusividad en el proceso político hacia la pacificación y normalización". "Y me da la impresión de que Batasuna y el PSOE se sienten actores exclusivos de este proceso y son actores importantes, pero no exclusivos", manifestó.

Javier Madrazo emplazó a la formación abertzale y a los socialistas a que "no se pongan nerviosos" porque este órgano "nace para ayudar".

Asimismo, señaló que "es prudentemente optimista" y tiene esperanza en que "todo vaya bien", pero consideró que "no se puede esperar durante mucho tiempo a que se produzcan los acontecimientos que se tienen que producir ya". "Hay que pasar de las palabras a los hechos porque no se puede vivir de bonitas palabras porque la realidad es que dicen que todo va bien, pero sigue habiendo bombas día sí y día también, sigue la Ley de Partidos", agregó.

A su entender, "hay vértigo a dar los pasos que tienen que dar en Zapatero y en el PSOE y en ETA y en la izquierda abertzale". "Tienen que darlos porque es una exigencia del proceso de paz y normalización", concluyó.