Un magistrado explicará ante el CGPJ la sentencia que aconsejaba a un matrimonio separado que acudiera "a la Iglesia"

Actualizado 10/05/2006 17:09:11 CET

La Comisión Disciplinaria acordó hoy incoar diligencias informativas antes de valorar un posible expediente al magistrado

SANTANDER, 10 May. (EUROPA PRESS) -

El magistrado Esteban Campelo Iglesias, adscrito a la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Cantabria, explicará ante la Comisión Disciplinaria del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) la sentencia que dictó, en la que aconsejaba a un matrimonio separado que acudiera "a la Iglesia", y que puede ser motivo de un expediente disciplinario.

La Comisión Disciplinaria del CGPJ acordó esta mañana incoar diligencias informativas para escuchar directamente a Campelo Iglesias antes de tomar una decisión sobre la petición del Servicio de Inspección del Consejo de que se le abra un expediente.

Según fuentes del CGPJ informaron a Europa Press, el trámite para escuchar al magistrado es "breve", de no más de "treinta días", tras el cual se remitirá de nuevo todo el expediente a la Comisión Disciplinaria para tomar una decisión final.

La propuesta del Servicio de Inspección considera que los argumentos utilizados por el magistrado en su sentencia podrían ser constitutivos de una falta grave contenida en el artículo 418.6 de la Ley Orgánica del Poder Judicial, que sanciona "la utilización en las resoluciones judiciales de expresiones innecesarias o improcedentes, extravagantes o manifiestamente ofensivas o irrespetuosas desde el punto de vista del razonamiento jurídico".

La sentencia en cuestión fue dictada el pasado 29 de noviembre, en respuesta a un recurso de apelación presentado contra otra resolución dictada por el Juzgado de Instrucción nº 4 de Torrelavega, en la que se condenaba a C.G.L. a una multa de 300 euros como autora de dos faltas de injurias y lesiones, al considerarse probado que había insultado y agredido a otra mujer, presunta nueva novia de su marido, cuando se la encontró en el interior de una farmacia.

La condenada recurrió a la Audiencia Provincial. Al tratarse de un caso de faltas y no de delitos, los recursos de apelación son resueltos por un único magistrado, con lo que la sentencia fue dictada por un único magistrado, sin que el resto de los que forman la Sección Tercera de la Audiencia Provincial tuvieran intervención en la misma.

La Sala de Gobierno del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria (TSJC) elevó el pasado mes de marzo a la Comisión Disciplinaria del CGPJ las actuaciones seguidas por este órgano de gobierno en relación a la sentencia.

TRES HOJAS CON 'SERMONES'

En dicha polémica sentencia, Campelo Iglesias, además de desestimar el recurso de la mujer, dedica tres hojas íntegramente a sermonear tanto a Concepción G.L. como a su todavía marido para que "pongáis en medio de vuestras vidas el Espíritu de Jesucristo Resucitado, capaz de llenar el anhelo de vida que tiene vuestro corazón".

"Por eso, tenéis que acudir a quien dispone de esa fuerza salvadora, que es la Iglesia Católica, diciendo a sus ministros que queréis participar y comer de ese fruto", añade el magistrado de la Audiencia Provincial de Cantabria.

Es más, Campelo Iglesias aconseja a la pareja que "la verdadera justicia para vuestro matrimonio está en la reconciliación", ya que "Jesucristo, cogiendo las debilidades y rebeldías de todos, murió por ellas y las destruyó, pagando el precio de nuestros pecados y, a cambio, resucitado por el Espíritu, nos regaló la vida eterna y dejó en la Iglesia ese espíritu vencedor de todo tipo de muerte".

En su argumentación, el magistrado explica que "Dios impuso al hombre" el mandamiento de que "cualquier árbol del jardín puedes comer, más del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás so pena de muerte".

En este sentido, Campelo Iglesias se dirige al marido para increparle sobre que "compartías la vida con tu mujer, tenías una hija" y "sin embargo, apareció en tu vida una mujer mucho más joven que tu esposa, y que tú suponías podía hacerte más feliz".

Como consecuencia de haber "comido el árbol", "surgió el infierno en vuestro matrimonio y vuestra familia, generando la separación y la huída, situación de sufrimiento y de esclavitud", asegura Campelo Iglesias, dentro de su particular explicación de "la existencia del Maligno", que se cruzó en la relación.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies