La manifestación convocada por el lehendakari en repulsa del último atentado de ETA parte del Sagrado Corazón de Bilbao

Actualizado 20/06/2009 20:39:03 CET

BILBAO, 20 Jun. (EUROPA PRESS) -

La manifestación convocada por el lehendakari, Patxi López, en repulsa por el último atentado de ETA que ayer costó la vida al inspector de la Policía Nacional Eduardo Antonio Puelles García partió a las seis y diez de la tarde, entre aplausos de miles de personas congregadas en el Sagrado Corazón de Bilbao.

La marcha está encabezada por una pancarta con el lema "Por la libertad. ETA no. Askatasuna", que sujetan los dos hijos y dos hermanos de Eduardo Antonio Puelles, y otras víctimas del terrorismo.

Entre ellas, Iñigo, hijo de Inaxio Uria; Carmen Hernández, viuda de Jesús María Pedrosa, concejal del PP asesinando por ETA; Marian Romero, viuda de Isaias Carrasco; Marian Ziarrusta, viuda de José María Korta; Blanca Villafáñez, hija de Juvenal Villafáñez, guardia civil asesinado por ETA; Maite Mollinedo, viuda de José María Agirre, ertzaina asesinado por ETA; Dolores Quintanilla, viuda de Manuel Fuentes Pedreira, policía nacional asesinado por ETA en Arrigorriaga, y Maixabel Lasa, viuda de Juan María Jáuregui, así como representantes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

En segunda fila marchan representantes institucionales, con el lehendakari, Patxi López, a la cabeza y más atrás miembros de partidos políticos, que preceden a miles de ciudadanos.