Diversas asociaciones firman un manifiesto de apoyo a la AUGC y condenan las sanciones

Actualizado 01/03/2007 14:55:21 CET

AUGC avisa al Gobierno de que los expedientes no les "van a callar" y lamenta que la legislatura de los derechos no llegue a todo el mundo

MADRID, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

Diversas asociaciones firmaron hoy un manifiesto de apoyo a la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) y a sus miembros que fueron sancionados por participar en la concentración celebrada en pasado 20 de enero en Madrid. A su juicio, las medidas disciplinarias y cautelares adoptadas pretenden "sancionar injustamente a imaginarios enemigos de la disciplina y el servicio".

El manifiesto, que está suscrito por numerosas organizaciones regionales, provinciales y nacionales de diversa índole, exige una nueva regulación de los derechos y deberes de los Guardias Civiles acordes a los de la Policía Nacional y reclama que la Benemérita dependa "exclusivamente" del Ministerio del Interior para lograr "una mayor y mejor coordinación policial". "Es necesario un nuevo modelo policial para acabar con la duplicidad de funciones y la descoordinación", añade.

A su juicio, la normativa disciplinaria del cuerpo debe amoldarse "estrictamente" a modelos policiales, "desterrando arrestos y usos disciplinarios" que no se correspondan con la tarea de seguridad pública que realizan y piden el reconocimiento de derechos como la libre elección de residencia, la libertad de circulación, la libertad de expresión o el derecho de petición colectiva.

En este sentido, defiende que la concentración de guardias civiles celebrada el pasado día 20 de enero en Madrid fue en todo momento "pacífica, responsable, ordenada y respetuosa" en la que la "dignidad" de la Guardia Civil "no sufrió menoscabo alguno". Por ello, considera que "las medidas disciplinarias y las medidas cautelares adoptadas contra dirigentes de la AUGC pretenden sancionar injustamente a imaginarios enemigos de la disciplina y el servicio".

"LOS EXPEDIENTES NO NOS VAN A CALLAR"

El secretario general de la AUGC, José Manuel Perpinyà, advirtió al Gobierno de que, "sean 20 o sean 200" los expedientes abiertos, no darán "ni un paso atrás" en la "lucha" por sus derechos, por lo que exigió que se cumplan los compromisos adquiridos por el PSOE en su programa electoral del año 2004. "Los expedientes no nos van a callar", aseveró.

Así, recordó que persiguen "una causa justa" y lamentó que, en la "legislatura de los derechos", no se está "llegando a todo el mundo". Aseguró que la AUGC puede hoy leer el mismo discurso que leyó hace un mes o hace un año, lo que, según criticó, demuestra que "las cosas no van bien". "Y además introducimos el factor de la represión", lamentó.

Perpinyà aseguró que el número de afiliaciones al sindicato desde la celebración de la concentración es de "400 al mes", lo que "envía un mensaje muy claro al Gobierno", y subrayó que los expedientes abiertos son una "demostración clarísima" de que "quien manda en la Guardia Civil es la cúpula militar del Ejército".

En este sentido, destacó que su organización ha demostrado "capacidad de diálogo, de entendimiento y de llegar a acuerdos" y reclamó que se emprenda una negociación desde el "respeto mutuo" y con un diálogo "franco" y "sin condiciones previas".

CC.OO.: "ENCONAR EL CONFLICTO"

Entre los firmantes de este manifiesto, destacan, entre muchos otros, los principales sindicatos, colegios de abogados, asociaciones policiales, funcionarios de prisiones, asociaciones vecinales o de padres de alumnos, colectivos de gays y lesbianas u organizaciones no gubernamentales.

El secretario general de Comisiones Obreras (CC.OO.), José María Fidalgo, recordó al Gobierno que este conflicto "sólo se cerrará" gracias la negociación y la reforma de los reglamentos y no mediante medidas sancionadoras que, a su juicio, pueden llegar a "enconar" el conflicto. Fidalgo aseguró a la AUGC que acompañarán a los guardias civiles en la lucha por sus derechos y destacó que es "un factor" que está "dando una lección de democracia a los demócratas y los no demócratas".

Por su parte, el secretario general del Sindicato Unificado de Policías (SUP), José Manuel Sánchez Fornet, trasladó su apoyo para que la Guardia Civil se convierta en un cuerpo "de verdad civil" o, "por lo menos", se parezca "todo lo que sea posible" a la Policía Nacional. "¿Esta situación beneficia al interés general, al Estado, a los ciudadanos", dudó.

Por último, por parte de la Unión Sindical Obrera (USO), Julio Salazar destacó su defensa "por la libertad" y condenó los expedientes abiertos a los participantes en la concentración. "Esperamos que el Gobierno retire los expedientes y abandere definitivamente la reforma y democratización de la Guardia Civil", concluyó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies