Los manifestantes prosiguen la marcha hasta el cementerio, tras la carga de la Ertzaintza en Portugalete

Actualizado 04/03/2006 19:49:55 CET

BILBAO, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

Los manifestantes que protagonizan una manifestación en recuerdo a los presos de ETA fallecidos esta pasada semana en las cárceles de Cuenca y Aranjuez, Igor Angulo y Roberto Sáinz, respectivamente, prosiguen la marcha en dirección al cementerio de Portugalete después de que la Ertzaintza efectuara varias cargas a su llegada a la villa vizcaína.

Los efectivos antidisturbios de la Ertzaintza cargaron, poco después de las seis de la tarde, contra los manifestantes que llegaron procedentes de Santurtzi, donde la Policía vasca les había impedido celebrar un acto de recuerdo a Angulo y Sáinz.

Los manifestantes, miles de personas, entre las que se encontraban dirigentes de la izquierda abertzale como Arnaldo Otegi, Rafa Díez Usabiaga y Joseba Permach, habían partido desde la localidad pesquera, a pie, hasta Portugalete. Al llegar a la calle Simón Bolívar de la villa portugaluja, fueron interrumpidos por los ertzainas que hicieron uso del material antidisturbios.

Los congregados cruzaron algunos contenedores y se registraron escaramuzas en el lugar. Finalmente, varios de los manifestantes formaron una cadena humana que separó al resto de la concentración de los agentes. Tras dialogar con los ertzainas, prosiguieron la marcha hasta el camposanto, donde se espera que lleguen, a las siete y media, los restos mortales de Roberto Sáinz.

Los manifestantes, varios miles de personas, se han colocado tras una gran ikurriña que exhibe un crespón negro. La Ertzaintza vigila el discurrir del acto apostada en los furgones policiales.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies