Manjón denuncia que los afectados del 11-M "no le importan nada" a los políticos, "salvo para sus réditos electorales"

Actualizado 10/05/2007 13:55:55 CET

Asegura sentirse "orgullosa" de que el premio Manuel de Irujo proceda de Euskadi porque "nadie como este país entiende de terrorismo"

VITORIA, 10 May. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de la Asociación de Víctimas del 11-M, Pilar Manjón, aseguró hoy los afectados por los atentados "no les importamos nada en la Comisión de Investigación y seguimos sin importarles nada" a la clase política, "salvo para los cálculos de sus réditos electorales, cosa que esta asociación jamás ha consentido". Asimismo, criticó que los políticos les utilicen "como arma arrojadiza", y aseguró que el debate surgido a raíz de estos hechos "no terminará hasta las próximas elecciones, o cuando ellos quieran".

Manjón compartió esta mañana en Vitoria un desayuno de trabajo con los medios de comunicación, horas antes de recibir el Premio de Justicia Manuel de Irujo 2007, que concede el Gobierno vasco. En esta edición, el galardón ha recaído también en el presidente de la Academia Vasca de Derecho, Adrián Celaya.

La representante de los afectados por el acto terrorista ocurrido en Madrid hace tres años agradeció el premio y dijo sentirse "honrada" de que "desde este país alguien haya pensado que podemos ser referente de algo relacionado con la justicia".

"Nuestra vida durante estos tres años se ha dedicado en exclusiva a la justicia, y estamos agradecidos de que con este premio se reconozca que el camino ha sido muy largo, con muchísimas trabas y dificultades para que nos llegásemos a los cuatro años que puede estar un preso preventivo en la cárcel sin tener sentencia", explicó.

Manjón añadió que, gracias a haber creído en la justicia "como el tercer poder del que nos dotamos todos en el juego democrático, vamos a conseguir tener esa sentencia antes de los cuatro años" y "no ver a los 29 imputados fuera de la cárcel porque se hayan pasado los plazos".

Sin embargo, dijo sentirse "un poco anonadada por compartirlo con un gran jurista", así como "orgullosa de que desde este país se hayan acordado de nosotros".

En este sentido, reiteró que el hecho de que proceda de Euskadi "le da un valor especial" porque la asociación a la que representa es de afectados por el terrorismo, "no de víctimas, porque eso conlleva una inacción", y "nadie como este país entiende de terrorismo". "Nosotros hemos tomados todas las medidas posibles, sin salirnos de los cauces democráticos, en todo lo que nos afectaba", agregó.

Respecto a la campaña de la "famosa teoría de la conspiración" desarrollada durante estos tres años, dijo que "se lleva mal" porque supone "añadir un dolor innecesario al dolor que ya tienen las víctimas".

"No nos han dejado ni elaborar nuestro duelo", denunció, antes de criticar que "alguien vendió su conciencia al mayor número de oyentes o a la mayor venta de periódicos, y nunca pensó que detrás estaba el dolor de las víctimas, quizás porque tampoco le importamos".

Preguntada sobre si desearía que la clase política, la de hace tres años y la actual, "se manifestara de alguna forma", dijo que "nunca han buscado nada de ellos", y recordó el funeral de Estado católico que se hizo tras el atentado "a pesar de haber víctimas de todas las nacionalidades" y, seguramente, de todas las religiones.

"Si en aquel primer momento no se acercaron a las víctimas, tres años y medio después es un poco tarde. Mañana hace tres años y dos meses, y creo que tiempo han tenido para decir un simple lo siento por aquello que pudieran haber hecho mal", manifestó.

Asimismo, dijo que "ya es tarde" y aseguró que ya les da igual, antes de indicar que a lo que sí se han negado es "a que la política entre en el juicio". "Y a pesar de estar en campaña lo estamos consiguiendo, porque no ha aparecido ni un político por la sala de vistas", apuntó.

JUICIO

En cuanto a si cree que con el juicio se zanjará el debate político surgido tras el atentado, respondió negativamente porque "es un debate que surge del mismo 11 de marzo, cuando a las doce de la mañana ya se sabe qué tipo de explosivo es" y a pesar de eso "se siguió y se sigue".

"Nosotros no somos su objetivo, simplemente somos el arma arrojadiza que están utilizando los políticos", criticó, antes de advertir de que "el debate no terminará hasta las próximas elecciones, o cuando ellos quieran", porque los afectados "no les importamos nada en la Comisión de Investigación y seguimos sin importarles nada después, salvo para los cálculos de sus réditos electorales, cosa que esta asociación jamás ha consentido".

Sobre el desarrollo de la vista, indicó que le llama la atención "el modelo de terrorismo de los islamistas, que consiste en negarlo todo" porque "estamos acostumbrados al terrorismo que nuestro país lleva sufriendo tanto tiempo, en el que nunca se han negado los hechos, y eso impacta un poco".

Asimismo, agregó que también les ha sorprendido mucho el hecho de que haya acusaciones que llevan desde que se inició la vista, el 15 de abril, ejerciendo de defensas, "a pesar de haber sido reconvenidos por el juez tres o cuatro veces para recordarles que lo que se está juzgando es un sumario, de 140.000 folios, 29 imputados y el resarcimiento de las víctimas".

"Ayer el juez, con bastante contundencia, les explicó que allí no está ETA, aunque nos hayan llevado tres etarras, no está ETA. A ver si ya lo han oído", manifestó, antes de opinar que "lo más triste es que son tres acusaciones".

Manjón apuntó además que muchas sesiones "son muy duras" pero que aún "faltan las peores", y criticó que algunos abogados con sus preguntas "hayan inflingido un dolor que no llevaba al esclarecimiento de la verdad pero que sí hacía daño a las víctimas".

Sin embargo, anunció que seguirán aguantando "con la fuerza de afectados, que no de víctimas", hasta aproximadamente el 15 de julio que calcula se dictará el visto para sentencia.

CONSEJERO DE JUSTICIA

El consejero de Justicia, Empleo y Seguridad Social del Gobierno vasco, Joseba Azkarraga, por su parte, manifestó que el galardón es "un premio a la dignidad, al coraje, a la defensa de una justicia verdaderamente justa y democrática" y "un reconocimiento a un ejemplo que debería ser muy importante para todos nosotros, para nuestro gobierno y también para otros gobiernos".

"Es uno de los premios que con más interés y agrado hemos concedido en los cinco años de la historia del galardón Manuel de Irujo, sin quitar mérito a los anteriores", concluyó.

El Premio Manuel de Irujo, otorgado este año 'ex-aequo' a Manjón y a Celaya, trata de "reconocer a las personas o colectivos que, a través de su trayectoria personal o profesional, dan testimonio de en defensa de la justicia y la promoción de los valores que la alientan".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies