Manos Limpias considera las condenas a Urdangarin y Torres son "privilegiadas" y recurrirán al TC su condena en costas

Publicado 12/06/2018 15:13:40CET

MADRID, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

Manos Limpias, el pseudosindicato que ejerció la acusación contra la Infanta Cristina en el caso Nóos, ha calificado este martes de "manifiestamente privilegiadas" las condenas de 5 años y 10 meses y de 5 años y 8 meses de prisión acordadas por el Tribunal Supremo para Iñaki Urdangarin y su exsocio Diego Torres.

Por otra parte, esta organización ha anunciado que recurrirá en amparo ante el Tribunal Constitucional la condena en costas que le ha impuesto por el alto tribunal por su actuación en la causa, donde como acusación popular fue la única de las partes que pidió pena de prisión para la hermana de Felipe VI.

En una nota emitida tras conocer el fallo del Supremo, Manos Limpias señala que de no obtener resultado en el Tribunal Constitucional no descarta acudir al Tribunal Superior de Justicia de la Unión Europea.

Consideran que su condena en costas "no solo es ilegal sino también inconstitucional" porque en el modo de actuar como acusación popular "ni hubo querella temeraria ni mala fe, cuando el juez instructor y la misma Sala de la Audiencia de Palma admitieron la querella al considerar que existían sólidos indicios de delito en varias resoluciones que dictaron".

Añade que la expulsión de Manos Limpias del caso Nóos y la posterior criminalización de su secretario general Miguel Bernad -investigado en el caso Ausbanc precisamente por tratar de lucrarse con la imputación de la Infanta Cristina- establece "que la ley no se aplica por igual a todos los ciudadanos".

Finalmente, Manos Limpias señala en su nota que solicita a la Audiencia Provincial de Palma el ingreso inmediato en prisión de Urdangarín y Diego Torres, por riesgo de fuga, en base además al criterio uniforme y determinante de los casos de sentencia firme.

En la sentencia dada a conocer este martes, el Supremo reprocha la "ausencia de prudencia y de ponderación" en la estrategia procesal de Manos Limpias al solicitar ocho años de prisión para la Infanta Cristina, lo que hace pensar que haya estado más ligada a "escenarios extraprocesales" que a buscar convencer a los magistrados de que la condena era justa.

"Algunos indicios hacen pensar que la estrategia procesal de esta parte en relación a esta acusada estaba presidida no tanto ni principalmente (aunque probablemente también) por el legítimo propósito de convencer a un tribunal de que esa condena era justa, sino por consideraciones ligadas más bien a escenarios extraprocesales", explica el Supremo en su sentencia.

Contador