Maragall acusa al PP de usar el "espantajo" del conflicto lingüístico para atacar a Catalunya

Actualizado 02/02/2006 18:48:01 CET

BARCELONA, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall, responsabilizó hoy al PP de utilizar el "espantajo" del conflicto lingüístico en Cataluña tal y como ha ocurrido "cada vez que Cataluña ha querido dar un paso adelante en su autogobierno". Maragall preguntó que "si el problema no existe, y está estadísticamente comprobado, quién lo crea, y dónde estaba el PP, que no recurrió la ley del catalán cuando se aprobó en el Parlament"

Maragall respondió así a la pregunta que formuló el portavoz del PP de Cataluña durante la sesión de control en el Parlament, Francesc Vendrell, quien acusó al Gobierno tripartito de crear "una Cataluña imaginaria y de diseño". "Los que defienden la España plural, pluricultural y plurilingüística, se apuntan a la Cataluña singular de una lengua y una sola cultura", denunció.

Vendrell consideró "incomprensible" que "un padre que quiere escolarizar a su hijo en castellano tenga que acudir a la justicia" o que se imponga la "cátedra en catalán" y reclamó a la Generalitat "actitudes políticas en favor del pluralismo".

Maragall defendió el "elevado pluralismo político, social y cultural" del que goza Cataluña y aseguró que el modelo de "convivencia y respeto a la diversidad es ejemplar" hasta el punto de ser reconocido internacionalmente por el Consejo de Europa, que en septiembre del año pasado consideró ejemplar el sistema de inmersión lingüística de las escuelas catalanas .

El presidente catalán explicó de Cataluña cuenta con 335.000 alumnos entre 3 y 7 años y de las 245 quejas recibidas por el Síndic de Greuges en materia de educación ninguna de ellas hace referencia a un conflicto lingüístico. Admitió que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha ordenado medidas cautelares en "un caso concreto" y aseguró que "la ley se cumple y se cumplirá".

Según Maragall, el nuevo Estatut "no obliga a nadie a hablar una determinada lengua" y recordó que la Ley de Política Lingüística de Cataluña garantiza que la competencia de los alumnos en castellano y catalán con el "aval de todas las instancias judiciales".

"La polémica lingüística --dijo-- es el espantajo que agita algunos cada vez que Cataluña quiere dar un paso adelante en su autogobierno", sostuvo y recordó que en 1983, cuando se aprobó la ley del catalán, Alianza Popular pedía la segregación de los alumnos en función de la lengua.