Maragall asegura que, "desde ahora", el objetivo del Gobierno catalán es la aprobación del Estatut

Actualizado 12/05/2006 0:08:10 CET

BARCELONA, 11 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall, anunció esta tarde formalmente la convocatoria del referéndum del Estatut para el 18 de junio y aseguró que "desde ahora el Gobierno no tiene otro propósito que conseguir la aprobación del nuevo Estatut" y por ello gastará "todo su esfuerzo en dar a conocer el texto e impulsar una participación masiva de la ciudadanía" en la consulta.

Maragall aseguró hoy que su "determinación dolorosa" de cesar a los consellers de ERC ha sido una "decisión política obligada, no querida y no deseada" a la que le ha llevado el ser "coherente" con su "convicción de que lo más importante es que Catalunya tenga un nuevo Estatut" y "persuadido de que la ciudadanía no entendería" a un Gobierno que defendiera posturas opuestas en el referéndum.

Asimismo, explicó que, tras "verificar" esta mañana que la posición de ERC a favor del 'no' en el referéndum era "firme y definitiva", se ha visto obligado a "tomar medidas" tal como anunció el lunes en el Parlament para "aclarar cualquier incertidumbre" en la ciudadanía y propiciar que la consulta "pueda celebrarse en condiciones de máxima claridad y sin interferencias".

El presidente catalán destacó la "consideración" que le merecen todos los consellers de ERC por su "buen trabajo" y agradeció especialmente la labor y la "lealtad" del hasta hoy 'conseller primer', Josep Bargalló, pero reprochó también a ERC el "haber roto su compromiso asumido" de no optar por "una posición en el referéndum que es incompatible con el liderazgo que ha de ejercer el Gobierno" en favor del nuevo Estatut.

"Mi obligación es aclarar la incertidumbre y evitar cualquier confusión" porque "el referéndum se ha de celebrar en condiciones de máxima claridad y sin interferencia de otras cuestiones políticas", afirmó Maragall para justificar su "difícil decisión". El presidente catalán aseguró actuar convencido de que "así sirvo a mi país" y haber "ofrecido a ERC que la salida de sus consellers fuera entendida estrictamente como una decisión política obligada".

Maragall señaló que efectuó la remodelación de Gobierno hace quince días "convencido de que no se produciría la diferencia insalvable sobre el Estatut que hoy nos separa", pero denunció que "ERC ha roto un compromiso explícito de que en ningún caso adoptaría una posición de votar 'no'" al Estatut, que aun siendo "legítima" es "incompatible con la coherencia y el liderazgo del Gobierno en apoyo del Estatut". Además, se mostró convencido de haber hecho "todo lo que estaba a mi alcance para que ERC participase del acuerdo" alcanzado en Madrid para aprobar el Estatut.

No obstante, destacó que su "ofrecimiento" a ERC de "entender" su cese como una "decisión obligada" se basaba en "la consideración" que le merecen los consellers republicanos que han formado parte del Gobierno tripartito, asegurando que "todos ellos han trabajado con gran sentido del deber y probada eficacia", y por seguir "convencido de que el proyecto que dio lugar al Pacto del Tinell está lleno de sentido, más allá de las circunstancias de este momento difícil".

Aunque se refirió escuetamente al hecho de que esta decisión "comporta" la convocatoria de "elecciones" autonómicas anticipadas "antes de acabar el año", Maragall quiso dejar claro que "ahora lo más importante es el Estatut", después de finalizar su tramitación parlamentaria con la aprobación ayer en el Senado.

"He decidido entonces convocar el preceptivo referéndum para el 18 de junio, el día en que los ciudadanos catalanes serán llamados a refrendar el proyecto presentado por el Parlament y aprobado por las Cortes" españolas, anunció Maragall y avanzó que el texto de la consulta preguntará: "¿Aprobáis el proyecto de Estatut d'Autonomia de Catalunya?".

Ante ello, aseguró que "desde ahora y hasta el día del referéndum el presidente y el gobierno" catalanes "no tienen otro propósito que conseguir la aprobación" del Estatut y se esforzarán en "su explicación". Para Maragall, el 18 de junio será "la hora de la verdad", en la que hay que "ser conscientes de que hay oportunidades en la historia que no pasan dos veces". "Las decisiones de hoy sólo tienen un norte y un objetivo: hacer posible que Catalunya tenga el mejor Estatut de su historia", concluyó.

LOS PRESIDENTES DE LAS COMISIONES SECTORIALES

Maragall, tiene previsto hacer pública antes del martes la composición del nuevo Gobierno en el que habrá nombramientos de nuevos consellers y reagrupación de departamentos en la línea manifestada el pasado octubre por el propio Maragall cuando intentó sin éxito llevar a cabo una remodelación del Ejecutivo. Los decretos de cese de los seis consellers de ERC se publicarán mañana en el Diari Oficial de la Generalitat de Catalunya (DOGC), momento en el que los presidentes de las comisiones sectoriales del Gobierno de la Generalitat asumirán provisionalmente las competencias de los departamentos que ocupaban representantes de ERC integrados en cada comisión.

La excepción será la 'conselleria primera', que ocupaba Josep Bargalló, y cuyas funciones recuperará el presidente de la Generalitat hasta el nombramiento de un nuevo 'conseller primer', según explicaron fuentes de Presidencia.

Así, el conseller de Economía, Antoni Castells, asumirá provisionalmente las competencias de firma y ejecución de la Conselleria de Comercio, Turismo y Consumo, que ocupaba Josep Huguet, y la de Universidades, Investigación y Sociedad de la Información, que ha ocupado durante 19 días Manel Balcells.

Por su parte, la consellera de Salud, Marina Geli, asumirá en funciones las competencias de las consellerias de Educación y Bienestar y Familia, ocupadas por Marta Cid y Anna Simó, respectivamente.

El problema lo genera la adscripción de la Conselleria de Gobernación y Administraciones Públicas, que ha dirigido el polémico Xavier Vendrell durante otros 19 días, y que quedaría bajo responsabilidad provisional del conseller de Relaciones Institucionales y Participación, Joan Saura, que esta mañana ya avanzó que ICV no asumirá responsabilidad alguna que no estuviera prevista en el Pacto del Tinell. No obstante, al tratarse de una sustitución provisional, no se prevé que Saura renuncie a esta posibilidad.

Maragall tiene previsto intensificar los contactos en las próximas horas para hacer efectiva la composición de su nuevo Gobierno con la previsión de que "como máximo" el martes ya esté listo para iniciar su trabajo.

De hecho, esta tarde la vicepresidenta del PSC, Manuela de Madre, y su portavoz, Miquel Iceta, se encontraban en el Palau de la Generalitat. Previamente, Maragall se reunió con los consellers que permanecen en el Gobierno para trasladarles su determinación.

Fuentes de Presidencia descartaron que se adjudique a ICV ningún nuevo departamento, aunque Maragall tiene previsto hacer partícipe de sus decisiones a Saura. Si su intención es seguir el esquema que dibujó en su primer intento de remodelación del Gobierno, Maragall podría agrupar las consellerias de Trabajo e Industria, y de Comercio, Turismo y Consumo, y reorganizar la adscripción de algunas secretarías generales.

Al margen de estas modificaciones en el organigrama, la previsión es designar nuevos consellers, entre los que se podría encontrar Ernest Maragall, y mantener la figura del 'conseller primer' con carácter autónomo y no vinculada a ninguna otra conselleria.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies