CiU dice que "ahora no toca" desplegar el Estatut e insta a Montilla a "defender ya" a Cataluña en Madrid

Actualizado 22/06/2006 16:22:04 CET

BARCELONA, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

El portavoz parlamentario de CiU, Felip Puig, advirtió hoy al presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall, que "ahora no toca desplegar el Estatut" y le emplazó a él, "al Gobierno catalán" y también "al ministro José Montilla, como más que probable candidato del PSC" a las elecciones autonómicas, a centrar su acción política en "modificar el talante del Gobierno central" que actualmente tiene en trámite "unas 30 leyes" que "invaden competencias catalanas".

Puig acusó a Montilla de "complicidad" en la "contradicción manifiesta" que estas leyes que tramita el PSOE en el Congreso presentan "con el nuevo Estatut, y por tanto con la voluntad expresada por los catalanes el pasado 18 de junio". Por ello, emplazó al ministro a que, "como probable futuro candidato del PSC" a las elecciones, "empiece ya a trabajar en favor de los intereses de los ciudadanos catalanes" y "modifique" las intenciones del Gobierno socialista en estas leyes.

El portavoz convergente señaló la Ley de Dependencia como el ejemplo más destacado de este paquete de "unas 30 leyes" estatales en trámite que "invaden el ámbito competencial de Cataluña fijado por el actual Estatut y que, por descontado, entran en clara confrontación con el nuevo Estatut", para señalar que es "aquí donde estaría bien que Maragall y su gobierno estuvieran también alerta".

Puig reprochó también al presidente de la Generalitat que quiera empezar ya a aplicar el Estatut "con precipitación", tal como anunció hoy tras su reunión con el presidente del Gobierno central, José Luis Rodríguez Zapatero, y le advirtió que "es el pueblo de Cataluña, en las próximas elecciones, el que ha de decidir cómo quiere que se despliegue el nuevo Estatut, si con criterios del tripartito o con los criterios de CiU".

En este sentido, destacó la "diferencia clara" de criterios entre ambas opciones en base a la "sumisión de Cataluña al PSOE" que, a su entender, supone la aplicación de los criterios del tripartito.

El dirigente de CiU expresó su "extrañeza" por la "impaciencia" demostrada por Maragall a la hora de aplicar el nuevo Estatut y recordó que el texto "entrará en vigor a finales de julio" y el presidente catalán "se ha comprometido a disolver el Parlament a finales de agosto" para convocar elecciones "en octubre".

Además de alertar de la falta de tiempo para desplegar el texto, Puig advirtió también del "peligro" de que esta aplicación formal la gestione el actual Gobierno, alegando el "precedente peligroso" que supone que "el único traspaso negociado por el Gobierno tripartito, el del tren de Lleida a la Pobla de Segur, se ha hecho pagando 6 millones de euros por una vía obsoleta". Para Puig, "si el despliegue del Estatut se hace con criterios del tripartito no iremos bien".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies